Select Page

Tal como les contaba en lo que fue el Post presentación de este viaje, gracias a Adrián y Lalo de Ratamundo.com y la promoción de Avíos que resultó ser una verdadera ganga, habíamos comprado los tramos por Iberia y con las millas acreditadas en nuestras cuentas, ya estábamos listos para emitir, cosa que hicimos sobre los últimos días de la promo.

Pasaron los meses y en Febrero Iberia comenzó a operar uno de sus dos vuelos diarios con Airbus A350 que, por diferentes motivos siempre se me negaba, lo que abría la puerta para mi debut en este hermoso y super moderno avión 🙂

Ver Post “La llegada y presentación oficial del A350 de Iberia en Ezeiza”

Se iba acercando la fecha del vuelo y se iban acrecentando las chances de volar y probar este avión cosa que prácticamente quedó confirmada al momento de hacer el check in on line que me marcaba una configuración 3-3-3, cosa que sucede en los Dreamliner y en los A350 🙂

Si bien no quería hacerme mucho de la idea, estaba medio manija por dentro. Me había pasado hace un par de años, con una experiencia similar que conté en el Post “De Bs As a Santiago. El día que casi vuelo en el flamante Dreamliner de LAN” que si bien no resultó como hubiera esperado, luego me di cuenta que iba a estar haciendo uno de esos vuelos históricos que marcan un momento más que importante en la vida de los aviones y las compañías:

Ver Post “Volando de Buenos Aires a Santiago de Chile en el Airbus A340 de LAN. Histórico !”

12

Así fue como, con los boarding pass en mano, llegamos hasta los mostradores de Iberia en la Terminal A del Aeropuerto Internacional de Ezeiza que ya deberían haber dejado de estar ahí pero que, por motivos de público conocimiento, por todo lo que sucedió en las obras, quedó pospuesto…

Pasó algo curioso. Antes de ingresar a la fila para despachar equipaje había una persona que consultaba si teníamos el check in realizado cosa que si, pero en parte. Uno de los tres pasajeros no había podido descargar el boarding así que nos mandaron por la fila que no que era muchísimo más corta Y RAPIDA que los que habían hecho el check in on line. El mundo del revés.

Despachado el equipaje nos fuimos hacia la zona de preembarque. Esta vez no iba a poder tomar la clásica foto subiendo las escaleras mecánicas con el reloj que hace rato no funciona ya que ibamos a ingresar por otro lado 🙂

Como teníamos reserva en el Aeropuertos Vip Club, atravesamos todo el hall de partidas en planta baja y llegamos hasta el fondo del antiguo sector donde están los motradores que tienen el número ochenta y pico, donde está la puerta de acceso a lo que es el magnífico servicio que ahí se otorga.

Ver Post: “Aeropuerto Vip Club. El placer de hacer seguridad y migraciones de manera exclusiva”

Poder hacer el paso por el control de seguridad y migraciones sin filas ni demoras, es algo excepcional tal como pueden ver en el enlace al Post que compartí antes de esta imagen de arriba 🙂

El servicio finaliza con el ingreso por una puerta del costado al Vip Club ubicado al lado de la Puerta de embarque 1, pero como había mucha gente y no había demasiado lugar, aprovechando que volábamos por Iberia (One World) nos fuimos al Salón VIP de LATAM y cuya reseña pueden ver acá “Primicia con los cambios de Menú en el Salón VIP de LATAM en Ezeiza” 🙂

Nos habían avisado que para los vuelos que no son LATAM no había anuncios de embarque, por lo que una vez que apareció la palabra embarcando, nos despedimos del VIP y caminamos desde la puerta 9 hasta la 2 donde estaba anunciado el vuelo IB6844.

Ingresamos a la manga y recién al final, como esos finales de película que se hacen desear, ahí estaba el imponente Paco de Lucía, el Airbus A350 matrícula EC-MYX de algo más de 1 año de edad, el segundo de los cinco que integran la flota de Iberia.

Por la ubicación de la manga y el tamaño del avión, no me dio para hacer la clásica foto con el motor de frente 🙂

Rápidamente, ya con ambos pies en el avión, llegamos hasta la fila que habíamos elegido, la número 23 del lado derecho. La foto es del día de la presentación en Ezeiza que es idéntico al que volé.

En mi caso tenía ventanilla 🙂 y esta vista…

El embarque fue rapidísimo y sin demoras estábamos cerrando puertas y haciendo el push back, que es cuando el tractorcito empuja al avión hacia atrás 🙂

Junto a eso llegó el encendido de motores y el rodaje. Curioso, el avión tuvo que tomar otro camino (que incluyó el paso por una parte de la pista 11/29) hasta llegar a la cabecera de pista 11 donede sin detenernos, aceleramos (NO SE ESCUCHA !!!) y despegamos…

En ascenso hubo un poco de baile y el cielo se veía blanco…

La cabina estaba oscura, con estos colores…

Una vez que nos estabilizamos comenzó el servicio de cena donde había como opciones pasta o ternera.

Después que retiraron el servicio puse para ver una película pero ME DORMI MAL hasta que me desperté faltando algo más de 2 horas para llegar a Madrid y el cielo regalaba estos colores…

Otro de los colores de la cabina de pasajeros, que pusieron durante el servicio de desayuno que no lo pude tomar ya que estaba haciendo LA FILA DE 6 PERSONAS EN EL BAÑO.

El motivo ? Este…

… y este.

Esto ocurrió en los dos baños del lado derecho del medio de la aeronave, que es prácticamente nueva, pero que estaba con estos carteles. Rarísimo pero real. En mi opinión deberían haberlos clausurado directamente por lo anti higiénico que resulta. Pero no se si eso juega en contra ya que no se si no es causal de dejar al avión en tierra por la MEL, que es la lista de requisitos que el avión debe cumplir como para estar operable.

No se si pasaba en los dos baños del medio de la izquierda, pero imaginen que en un avión de 300 personas (no tengo el dato exacto) la clase Economy estaba concentrada en los baños del fondo en un vuelo de 12 horas.

Mientras esperaba, ya estaban sirviendo el desayuno y aproveché a tomar esta foto desde el fondo del A350 🙂

Volví a mi asiento y ya con el sol a pleno, nos preparábamos para comenzar el descenso.

Llegó así la aproximación y el paisaje con su color típico de la parte centro de España (o la más cercana a Madrid)…

Minutos más tarde, aproximación final y aterrizaje en Barajas.

Que decir del aterrizaje (y también el despegue), una SEDA !!!!!! QUE PEDAZO DE AVION LPM !!!!!! Parece increíble y sin saber una mierda de lo que es volar un avión, créanme que se siente diferente a los demás. Sin todos flotan, este flota más. No se por que pero es así. Hermoso !!

Luego del aterrizaje rodamos por las calles del Aeropuerto y llegamos a nuestra posición, junto a otro de los A350 de Iberia.

Desembarcamos por la manga delantera y caminamos hasta hacer migraciones que si bien tenía una larga fila iba rapidísimo. Fueron apenas 3 preguntas de rigor hasta que nos sellaron los pasaportes y ya estabamos oficialmente dentro de España…

Fuimos a buscar el equipaje y luego hacia el primer subsuelo donde están las rentadoras de vehículos.

Como teníamos una reserva en Sixt, presentamos los vouchers, licencia de conducir de Argentina y ya estábamos listos para comenzar el recorrido de esta nueva aventura que comenzaba de la mejor manera, volando en uno de los Airbus A350 de Iberia, la única compañía que llega a Ezeiza con este modelo de avión.

Ojalá sean más en un futuro cercano y por que no soñar (QUE ASI SEA !!) con un A350 con los colores celestes y blancos…

Y así pasó mi debut con este hermoso bicho que tantas veces había visto de afuera y, gracias a Adrián y Lalo de Ratamundo.com, pude aprovechar la tremenda oferta para poder volar una vez más a Madrid para combinar con Portugal, vije que pueden seguir en mi cuenta de Instagram @DesdeElPatioBLOG 🙂

Hasta la próxima !!

Pablo

Share This