Select Page

Hace unos días publicaba el Post “La experiencia de haber participado de un vuelo bautismo junto a Miedo a los aviones” contando como fue y todo lo que pasó ese día Sábado, acompañando ese hermoso grupo de personas con miedo a los aviones 🙂

Ese día volamos ida y vuelta a Córdoba por LATAM y había quedado el reporte de vuelo que comienza temprano por la mañana cuando nos encontramos junto al grupo en los mostradores de la compañía para realizar el check in.

Como los pasajes fueron grupales, no hubo posibilidad de hacer el check in on line por lo que que si o si debíamos pasar por ahí, donde aprovechamos a tomar las primeras fotos.

Cuando el grupo se completó, todos con boarding pass en mano, subimos las escaleras mecánicas y nos fuimos caminando, atravesando el patio de comidas del primer piso.

Eran llas 6 de la mañana del día Sábado 14 e ingresamos al puesto de seguridad.

Ya del otro lado, aprovechando que estábamos con tiempo, me fui a ver aviones con el MD de Andes…

… y un B737 de Aerolíneas.

Con algo más de luz, con 3 compañías diferentes: Norwegian a la izquierda, LATAM en el medio y Aerolíneas a la derecha… de fondo uno de los tres MAX que continúan preservados en Aeroparque 🙁

Una hora después de pasar por el puesto de seguridad, a las 7 de la mañana, comenzamos a embarcar por la puerta 15.

Nos subimos a un colectivo que nos llevó hasta la posición remota donde aguardaba el Airbus A320 matrícula LV-BSJ (el Juliet tan famoso del que siempre habla y ama ForBitchingOnly).

Hubo fotos grupales y desde la escalera, la clásica foto con el motor izquierdo de frente.

Me habían asignado asiento en ventanilla en fila 7.

El asiento era uno de los LATAM+ que tendría algo más espacio que los economy. Con mi 1,80mts iba justo.

Se completó el embarque, se cerraron las puertas y ya estábamos listos para salir.

A los pocos minutos nos empujaron hacia atrás, se encendieron los motores y comenzamos a rodar.

Llegamos hasta la cabecera de pista 13 y nos preparamos para despegar.

Y así quedó publicado en mi cuenta de Instagram 🙂

Promediando el vuelo comenzaron a ofrecer cafe/te/agua/jugo, que estuvo acompañado de unas muy lindas galletas aeronéuticas que @Sel.shanti, una de las acomañantes del grupo, se encargó de compartir. Genia !!

Me quedé hablando con uno de los TCP que es un gran amigo personal y como el asiento de fila 1 estaba libre, una vez que anunciaron el descenso, me quedé ahí.

Una vez que aterrizamos, comenzamos a rodar por el Aeropuerto de Córdoba, que nos estaba esperando con este hermoso día 🙂

Hubo entrega de diplomas por parte de la tripulación de LATAM para los que volaron con el grupo de Miedo a los aviones, desembarcamos del avión por manga y una vez adentro de la terminal, me despedí del A320 LV-BSJ.

Tal como aparecía en los carteles, ya estábamos en Córdoba…

…y nos poníamos en #ModoAeropuerto para comenzar la segunda parte, con el desayuno y posterior visita al Aeropuerto como parte de la experiencia de este hermoso día junto a Miedo a los aviones.

Tal como les contaba en el Post “La experiencia de haber participado de un vuelo bautismo junto a Miedo a los aviones”, luego llegarían un par de actividades y la vuelta a casa a bordo de otro de los A320 de LATAM.

Pero eso lo vamos a dejar para más adelante 🙂

De nuevo agradecer muchísimo a Carola por haber cursado invitación para acompañar a este hermoso grupo y mis más sinceras felicitaciones a Gabriela, Silvina Ana, Ana María, Oscar, Sonia, Nehuen, Hector, Noelia, Daniel, Marcela, Selva, Sandra y Vanesa y perdón si me olvido de alguien !!

Hasta la próxima !!

Pablo

Share This