Select Page

A través de una iniciativa del Departamento de Servicio a Bordo de American Airlines, compuesto por auxiliares de vuelo basados en Buenos Aires (EZE), y con la cooperación de voluntarios de los departamentos de Reservaciones, Ventas, Mantenimiento, Servicio al Cliente y Premium Services, además de sus asociados AGS (American Ground Services) y Gate Gourmet, se realizó la tercera edición del “Vuelo Fantasía” para los niños de la Casa Garrahan.

La acción se diseñó teniendo en mente la condición de los niños que se encuentran alojados en la Casa Garrahan bajo el programa “Un hogar lejos del hogar”, que desde hace 20 años es operado por la Fundación Garrahan.

El objetivo de la Fundación es dar alojamiento a niños y a sus madres, quienes de otra forma tendrían que viajar largas distancias para recibir tratamientos ambulatorios en los tres hospitales pediátricos del país, y en donde reciben atención de profesionales, asistentes y voluntarios a sus necesidades sociales y emocionales.

El “Vuelo Fantasía”, como en ediciones anteriores, consistió en la simulación de un viaje en avión, donde más de 60 niños y sus madres disfrutaron de la recreación de la experiencia de vuelo, desde el check-in, pasar por migraciones para revisión de pasaportes y embarque, hasta el servicio de comidas y entretenimiento a bordo a cargo de los auxiliares de vuelo de Buenos Aires, finalizando con la simulación del aterrizaje y desembarque.

El año pasado, Alan Steel, Gerente de Vuelo de American en Buenos Aires y organizador de esta iniciativa recibió el Chairman’s Award de American, premio que la compañía otorga a empleados que son nominados por acciones extraordinarias que logran una diferencia en el trabajo o en la vida. Alan donó la totalidad del efectivo que acompaña al premio a la Casa Garrahan, patrocinando una habitación en la fundación por un año.

Alrededor de 35 voluntarios de la compañía y proveedores asociados participaron de esta iniciativa. “Esta idea surgió hace algunos años cuando comenzamos a pensar cómo llevar una experiencia de vuelo a chicos que no tenían la posibilidad de volar, buscamos la manera de poder transmitirles las mismas sensaciones que se viven dentro de un avión, desde el despegue, el servicio, la atención y los paisajes”, dijo Steel. “Para nosotros fue una ocasión más para darnos cuenta de que lo que entregamos no es sólo el traslado de personas de un lugar a otro, sino que es una experiencia maravillosa”.

“Nosotros vamos para regalarles la experiencia de cómo es un vuelo, pero el regalo nos lo hacen ellos a nosotros, recibiéndonos con tanta alegría y amor”, dijo Eloísa Blanco, Jefa de Cabina y voluntaria de esta iniciativa. “Desde todo el equipo, estamos profundamente agradecidos con ellos por la oportunidad que nos dan y por lo que creamos juntos. Esta es la segunda vez que participo en esta maravillosa iniciativa y es algo inolvidable.”

“Volar con American en nuestra Casa Garrahan es una experiencia única para todos los chicos, sus mamis y para nosotros”, dijo Beatriz Resnik, Coordinadora de Relaciones Institucionales de la Fundación Garrahan. “Gracias a American Airlines, a Alan Steel y a su equipo, quienes nos apoyan desde hace años logrando en conjunto cumplir nuestro objetivo de mejorar la salud infantil”.

Casa-Garrahan-1.jpg

La compañía colabora con diversas organizaciones sociales, educativas y culturales locales, a través de acciones de voluntariado y/o patrocinio con el objetivo de poder contribuir con las comunidades a las que sirve.

Fuente: Comunicado American Airlines

Post relacionados:

Hasta la próxima !!

Pablo

Share This