Select Page

“Boeing saca nuevas tecnologías del laboratorio y las lleva al banco de pruebas de vuelo ecoDemonstrator”. Con este título, el primero de Julio de este año, Boeing publicó un comunicado informando que se presentaba un avión como banco de pruebas de vuelo para 50 proyectos.

La aeronave protagonista de esta historia es un Boeing 777, el numero 344 de la línea de producción, que fuera entregado a la compañía Air China en Junio 2001 con la matrícula B-2068.

B-2068 Air China Boeing 777-2J6 photographed at Shanghai Hongqiao (SHA / ZSSS) by Jiang Yichen

Foto: Planespotters.net

Luego de haberlo operado durante 7 años,a fines de Agosto de 2018 el avión quedó almacenado en el Aeropuerto de Beijing hasta el mes de Diciembre, donde se lo preparó para volar hasta Victorville momento en que el B777 pasó a manos de Boeing con el registro N772ET.

Foto: Jetphotos.com

Boeing está lanzando su última ronda de pruebas de vuelo para evaluar nuevas tecnologías que podrían abordar los desafíos del mundo real para los operadores de aviones y pasajeros, desde mejorar la seguridad y la sostenibilidad hasta mejorar la experiencia de vuelo.

“Esta es la última incorporación a nuestro programa ecoDemonstrator, donde observamos cómo la tripulación y los pasajeros pueden tener una mejor experiencia y cómo las tecnologías pueden hacer que volar sea más seguro, más eficiente y más agradable”, dijo Mike Sinnett, vicepresidente de estrategia de producto y futuro. desarrollo de aviones en Boeing Commercial Airplanes. Y agregó: “El uso del banco de pruebas de vuelo 777 nos permite aprender más rápido y avanzar en mejoras mucho más rápido y con mayor fidelidad para definir su valor”.

Foto: Airliners.net

Entre las tecnologías que se están probando en el programa ecoDemonstrator de este año se encuentran:

  • Compartir información digital entre el control de tráfico aéreo, la cabina de vuelo y el centro de operaciones de una aerolínea para optimizar la eficiencia y seguridad de las rutas.
  • Una aplicación de bolsa de vuelo electrónica que utiliza comunicaciones de próxima generación para proporcionar automáticamente información de redireccionamiento a los pilotos cuando las condiciones climáticas lo justifiquen.
  • Tecnologías de cabina conectadas que hacen que las galeras y los lavabos sean inteligentes y controlen las condiciones de la cabina, como la temperatura y la humedad, para facilitar los ajustes automáticos.
  • Cámaras para proporcionar a más pasajeros una vista fuera del avión.

El programa ecoDemonstrator de Boeing salió a los cielos en 2012. Cinco aviones, un 737-800, 787-8 Dreamliner, 757, Embraer E170 y 777 Freighter, han probado 112 tecnologías hasta 2018. Más de un tercio de las tecnologías han pasado a implementarse en Boeing o por socios del programa. Casi la mitad sigue en desarrollo mientras que las pruebas en los otros proyectos se suspendieron después de que se lograron los aprendizajes.

Foto: Boeing

Entre las tecnologías ahora en uso están las aplicaciones de iPad que proporcionan información en tiempo real a los pilotos, lo que les permite reducir el uso de combustible y las emisiones; información de ruta de aproximación personalizada para reducir el ruido de la comunidad; y un sistema de cámara en el 777X que ayudará a los pilotos a evitar obstáculos en el suelo.

Una parte clave del programa ecoDemonstrator es la colaboración con socios de la industria para probar conjuntamente tecnologías y compartir aprendizajes que promuevan la aviación. Más de una docena de socios participan en el programa de 2019, incluido un consorcio de la industria que desarrolla un estándar de conectividad para cabinas en red del futuro conocido como iCabin.

Las pruebas de vuelo se realizarán este otoño y los vuelos incluirán un viaje al aeropuerto de Frankfurt en Alemania, donde la misión tecnológica del ecoDemonstrator se presentará a funcionarios gubernamentales, representantes de la industria y estudiantes de STEM para ayudar a inspirar a la próxima generación en el liderazgo aeroespacial. La mayoría de los vuelos de prueba volarán con combustible de aviación sostenible para reducir las emisiones de dióxido de carbono y demostrar la viabilidad del combustible.

Según los registros, el primer vuelo de esta nueva etapa de la aeronave ocurrió el día 29/07 cuando despegó de Victorville y luego de 19 minutos estaba aterrizando en el Aeropuerto Internacional LA/Ontario. Ese mismo día volvió a Victorville pero esta vez con un vuelo de casi 2 horas de duración.

Al día siguiente el ecoDemonstrator voló hasta Everett, en un vuelo de 2 horas y 45 minutos y así fue visto desde la terraza que se encuentra en “The Future of Flight” 🙂

Foto: Airliners.net

Para finalizar estos primeros vuelos, el Lunes pasado el B777 volvió a Victorville y desde entonces permanece en dicho lugar, donde también se encuentran descansando algunos de los Airbus A340 que terminaron volando en Aerolíneas Argentinas.

Ver Post “Un nuevo capítulo en la historia de los Airbus A340 de Aerolineas Argentinas en el cementerio de aviones de Victorville”

4

Como para finalizar, esta frase que marca un poco todo esto de lo que estamos hablando… o mejor dicho leyendo: Donde hay un avión hay una historia 🙂

Post relacionados:

Hasta la próxima !!

Pablo

Share This