Select Page

Escribo estas líeas mientras sobrevolamos el norte de Brasil, entre Salvador y Maceió, sin poder entender mucho que hago acá arriba de este Boeing 777 de Air France rumbo a la ciudad de Francia.

El motivo de este viaje es para participar en el Air Show 2019 que se estará realizando a partir del Lunes 17 y hasta el Domingo 22 en Le Bourget, a unos 45 minutos de viaje desde el centro de la ciudad de París.

Si bien la idea del viaje estaba, por las dudas ya había solicitado la acreditación en el evento, increíblemente el vuelo, o mejor dicho mi pasaje, se confirmó apenas unos minutos antes de despegar.

El Domingo había salido de casa cerca de las 10hs y en 15 minutos ya estaba en el Aeropuerto, para ver si viajaba. Fueron minutos de mucho nerviosismo que finalmente tuvo final feliz.

Con el ticket en mi poder, sin la posibilidad de tener una ventanilla ya que quedaban pocos lugares, me fui a despachar el equipaje para el vuelo que estaba programado para partir en menos de 2 horas.

Con el boarding emitido, solo quedó pasar por el puesto de seguridad donde había algo de gente ya que por el corte masivo de ese día, había un solo scanner funcionando. La clásica foto desde las escaleras mecánicas de la Terminal A pasó a esta de la Terminal C 🙂

El paso por migraciones fue bastante rápido ya que pasé por las máquinas automáticas. Quedaba por delante algo menos de 1.30hs y me quedé en el bar La Despensa esperando el llamado a embarque.

En ese momento aproveché a publicar el Post de inicio del viaje (ver “Desde…”) y hacer algunos videos para compartir por las redes.

Pasaron unos minutos y en la puerta 22 (unas de las últimas de la Terminal C) comenzaron a anunciar el embarque para el vuelo AF229 de Air France rumbo a París. Me tomé un tiempo y fui uno de los últimos…

En las ventanas del largo pasillo que te lleva hasta la manga, recién ahí pude ver al Boeing 777 de Air France, matrícula F-GSPO que había llegado por la mañana en vuelo directo desde el Aeropuerto Charles de Gaulle de Parٌís.

Afuera llovía y los pasajeros nos amontonamos en la manga…

En ese momento no tuve posibilidad de hacer la clásica foto con el motor izquierdo de frente ni tampoco del asiento (uno de los del medio) que tenía en la categoría Premium Economy.

Había una persona que ya estaba sentada en el asiento que tenía asignado y por eso no pude tomar una imagen de como estaba presentado, con la almohada, la frazada y los auriculares colgaditos a un costado. Ambas cosas las dejé para el final del vuelo donde me tomé revancha 😉

Esta categoría, entre la Business y la Economy, tiene una configuración de 2-4-2 con un total de 24 asientos. El asiento en si es bastante cómodo y el espacio para las piernas es bastante generoso lo que puede resultar una muy buena alternativa para un vuelo de 12/13 horas.

Minutos antes de las 13.30hs nos empujaron hacia atrás, se encendieron los motores y rodamos rumbo a cabecera de pista 11 por donde despegamos.

Si bien estaba todo nublado y llovía, el ascenso fue bastante suave y apenas se movió.

Una vez que apagaron la señal de cinturones de seguridad, comenzó el servicio con la entrega de la toallita tibia y el menú de opciones de comida de Premium Economy.

A los pocos minutos pasó el carro ofreciendo bebidas y un snack.

Luego, mientras habían pasado algo menos de una hora y media, comenzaron a servir la cena. Para los pasajeros eran cerca de las 3 de la tarde o sea las 8 de la tarde/noche en Francia.

Una vez que retiraron las bandejas, dejaron unos minutos más las luces encendidas y luego oscuridad total. Luego de un par de horas me fui a pasear por el avión y pude tomar esta imagen de la categoría economy…

… y este tremendo atardecer con el motor y ala derecha del Boeing 777 de Air France.

No se como pasó pero sucedió. Luego de volver al asiento, ya todo a oscuras, mientras escuchaba música, me “desmayé”. Se ve que fue bastante profundo ya que la TCP me tocó el hombro para ponerme el desayuno en la bandeja 🙂

Mientras tanto, afuera, el sol ya estaba haciendo de las suyas. Esto es lo que pude rescatar desde el asiento donde estaba sentado. Estábamos sobrevolando San Sebastián, entrando por el sur oeste de Francia.

Media hora después llegó el anuncio del descenso, aproximación y aterrizaje en el Aeropuerto Charles de Gaulle de la ciudad de París. Una vez que nos detuvimos y desembarcamos, ahí si pude obtener la clásica foto, con la manga como invitada sorpresa jajaja

La vista a la plataforma con la trompa del Boeing 777 que nos había traído desde Buenos Aires.

En migraciones había muchísima gente y hubo que esperar algo más de 1 hora. Lamentablamente esto estaba quitando tiempo del primer día del Air Show, pero bueno… ya de por si estar acá es un GOLAZO DE MEDIA CANCHA !!! 🙂

De esta manera París nos daba la bienvenida…

Luego de la salida del Aeropuerto la llegada al Hotel donde aún no estaba la habitación y la ida directo a Le Bourget, todo eso está contado en el Post “La llegada a París y el primer día del Air Show 2019 de Le Bourget” que invito a leer para acompañar este relato día a día 🙂

Es un verdadero y tremendo placer poder estar una ver más presente en este lugar, conociendo un poco más acerca de este fantástico mundo de los aviones.

Para ver otros Reportes de vuelo realizados durante estos últimos años con Air France, hacer click en este link https://desdeelpatio.com.ar/?s=volando+air+france

Post relacionados viaje París – Air Show 2019:

Hasta la próxima !!

Pablo – Air Show 2019 de Le Bourget

Share This