Select Page

El Sábado pasado, hace apenas unos días y gracias a una invitación de Aeropuertos Argentina 2000, debía estar a las 8 de la mañana en capital para asistir a la última fecha de Temporada de Spotters 2019, el Spotter Day en Aeroparque.

Ver “El cierre de la Temporada Spotters 2019 y el evento del Spotter Day en Aeroparque”

Si bien a esa hora no iba a tener mucho tránsito, aproveché para ir tranquilo y llegar con tiempo. Por ese motivo a las 6 de la mañana ya estaba saliendo de mi casa en Canning.

Como para ir entrando en calor, en lo que fue un día a puro avión, y también para que entiendan como funciona la cabeza de un “Spotter” o de un “Aerotrastornado”, mientras iba por la Autopista, saliendo de la rotonda de Coto Ezeiza rumbo a Capital, vi una luz de fondo, en el aire.

Sin dudas era un avión así que abrí Flightradar y vi que era el Boeing 747 de Lufthansa que estaba en aproximación final a la pista 29. Cuando esto pasa los aviones vienen descendiendo sobre Lomas de Zamora y pasan por Guillón, Monte Grande, El Jaguel y finalmente por arriba de la autopista. Aceleré, pasé el peaje y sin mucho tiempo busqué un lugar “seguro” para tirar el auto.

Como se demoró unos segundos me permitió bajarme del auto y, parado a un costado de la banquina de la Autopista Ezeiza – Cañuelas, pude sentir la sensación que el Boeing 747 de Lufthansa te vuele la peluca.

Por eso te recomiendo que subas el volumen y disfrutes de lo que se siente tener un Jumbo en la cabeza 🙂

Ver pasar al 747 de Lufthansa fue el mejor aperitivo que pude haber tenido en lo que sería una mañana a puro avión con el Spotter Day de Aeroparque.

Hasta la próxima !!

Pablo

Share This