Select Page

DIARIO DE VIAJE – EUROPA – MAR’19

El día anterior habíamos llegado luego de un largo recorrido que comenzó en Francia y pasó por Suiza para llegar a última hora de la tarde, ya de noche, a Alemania.

Lo único que estaba abierto a esa hora como para comprar algo fue el supermercado Lidl de Triberg, a unos minutos de Schönwald, el lugar elegido para alojarnos durante estos días para conocer y recorrer parte de la Selva Negra.

Por sorpresa, y que recuerde, nos encontramos con el precio más barato de los fideos Barilla que desde hace un tiempo se utiliza a modo de comparación con cualquier supermercado de Argentina 🙂

Ver “Los precios en el supermercado Lidl de Triberg, en el corazón de la Selva Negra en Alemania”

Al día siguiente, el 5º de este viaje, nos sorprendió esta fabulosa vista a la montaña desde una de las ventanas del departamento que alquilamos por Airbnb.

Eran cerca de las 7 de la mañana y nos preparamos para salir a recorrer la zona. Preparamos las mochilas y salimos por uno de los caminos que estaba completamente blanco, cubierto de nieve 🙂

Debido a la cercanía, estábamos a unos 5km de distancia, lo primero que hicimos fue cruzar por el centro (o la calle principal) de Triberg.

El primer lugar donde paramos fue el Reloj Cucú de Uhren Park.

Ahí aprovechamos a ingresar (previo pago de € 2,00) para conocer por dentro al Cucú que tiene el récord del libro Guiness en ser el Reloj más grande del mundo.

A la salida, como si fuera una de las atracciones de cualquier Parque de Disney, el Shop para comprar los productos 🙂

Luego de esta breve parada por el Cucú seguimos por avanzando por la Selva Negra y llegamos hasta este lugar que también tenía su hermoso y particular Reloj.

Justo de la mano de enfrente, este pequeño pueblito llamado Hornberg.

Si hay algo de particular en toda esta zona es que hay muchísimos pueblitos de una belleza increíble. Parecen sacados de las películas tal es el caso de Schiltach, uno de los más lindos que visitamos.

Habíamos llegado pasado el mediodía y se notaba que era SIESTA TIME !! 😉 En las calles no había nadie y se podía caminar muy tranquilo.

Subimos por una de las calles donde está la Iglesia y la Municipalidad (Rathaus).

Y bajamos por una de las calles laterales.

Todo fue y es lindo en Schiltach. Enamorado de este lugar.

Ya cuando iba cayendo la tarde volvimos para Triberg para subir hasta las cascadas que caen y pasan por un costado de la ciudad.

Este paseo posee un valor agregado: la tremenda vista panorámica de la ciudad 🙂

Ya sin mucho más para ver y aprovechando para irnos a descansar ya que al día siguiente nos íbamos hacia Friburgo y luego Estrasburgo, nos volvimos al departamento en Schönwald que nos regaló esta vista del atardecer.

Unos minutos más tarde, con las primeras luces de la noche, la misma vista pero completamente diferente 🙂

El Post del día 6 tendrá el viaje y la llegada a Estrasburgo (de nuevo en Francia), previo paso por Friburgo, otro de los lugares de la Selva Negra en Alemania.

Hasta la próxima !!

Pablo

Share This