Select Page

La idea que tuve desde el comienzo de este nuevo viaje fue compartir cosas por mis cuentas de redes sociales en twitter (@PabloK75) e Instagram (@DesdeElPatioBLOG). Más allá de esto, cosa habitual en cada uno de los viajes que he realizado, también tenía ganas de hacer un resumen del día mostrando cada uno de los lugares visitados.

Por este motivo, este será el primer Post bajo este concepto, partiendo de la base que el Día 1 fue el del inicio del viaje en Ezeiza, con el vuelo de ida a Barcelona tal como fue contado en “Volando de Buenos Aires a Barcelona por LEVEL” que invito a que lean para ponerse a tono con el relato 🙂

Tal como fue contado, a nuestra llegada a España realizamos los trámites de rigor y ya estábamos listos para ir a retirar el vehículo que habíamos alquilado en Hertz. Pero surgió un pequeño: estaban todas las oficinas cerradas salvo la de Sixt.

Eran cerca de las 6am y tuvimos que esperar hasta las 7am a que abrieran lo que atrasó un rato nuestra hora de llegada a destino.

A las 7am puntual levantaron la persiana y realizamos los trámites para le entrega del vehículo. Algo que me sorprendió y que por primera vez me pasa: me solicitaron la licencia internacional aunque también me aclararon que los de la rentadora no pueden impedir que quien no lo tenga no alquile, pero que si era aplicable una multa en caso que la policia lo solicite y no lo tengamos.

Teníamos alquilado un auto y por unos euroos más nos dieron la posibilidad de hacer up-grade para un Opel Mokka que es un caño y encima es gasolero, fundamental para un viaje de este estilo con tantos kilómetros por recorrer 😉

Con el auto listo, el equipaje cargado y el Google Maps funcionando a la perfección, salimos del Aeropuerto El Prat hacia el norte, rumbo a Francia.

Los primeros kilómetros fueron por la ciudad y siempre buscando Francia como primer destino.

Con 2 horas y unos minutos de viaje ya estábamos cruzando a Francia 🙂

Unos kilómetros más adelante aprovechamos las bondades de los paradores franceses que son bien cómodos, con todo lo necesario y muy similares a los de Canadá, tal como les contaba en el Post “Cuando parar en la ruta es un verdadero placer”.

Finalmente, luego de 5 horas y algunos minutos de viaje (con parada en supermercado incluida), llegamos al lugar elegido para alojarnos la primera noche, una pequeña casa en la localidad de Châteaurenard que alquilamos por Airbnb.

Aprovechando que todavía quedaba luz natural, dejamos las cosas y nos fuimos a Avignon que si bien ya conocíamos del viaje del 2017 por la Costa Azul, nos sirvió para salir a dar una vuelta y conocer otra parte de la ciudad.

Para cerrar el Dia 2 del viaje, el primero en Europa, este fantástico atardecer desde el Palais des Papes.

Con todo el cansancio del viaje y de los primeros 450 kilómetros de ruta, nos volvimos hacia la casa para comer algo, descansar y preparar el Día 3, que iba a comenzar temprano por la mañana. Teníamos por delante un tramo de 400 kilómetros hasta Ginebra…

To be continued… 😉

Post Viaje Europa Marzo’19:

Hasta la próxima !!

Pablo

Share This