Select Page

Por la mañana habíamos llegado a Dallas (ver Reporte de vuelo en Business de American) y luego de unas 4 horas en el Aeropuerto, donde realizamos migraciones y el rechequeo del equipaje, embarcamos en otro vuelo de la misma compañía rumbo a nuestro destino final: el Aeropuerto Tacoma de SEATTLE.

Habíamos visto que iba a nevar y que ya había nevado en las últimas horas, pero jamás nos imaginamos que podía llegar a ser para tanto… y con tanto frío !!

Promediando el vuelo desde Dallas ya empezaron las primeras muestras de lo que nos esperaba, con todo el suelo blanco…

Cuando comenzamos el descenso eran solo nubes, pero cuando las pasamos, ya directamente lo unico que se veía era nieve.

La última vez que había estado, en 2016 para los 100 años de Boeing, se veía todo verde. Esta vez fue totalmente diferente y también hermoso 🙂

Una vez que aterrizamos tuvimos que esperar dentro del avión por más de 30 minutos y cuando nos autorizaron, comenzó a nevar fuerte, que se sumaba a lo que ya había caído en las últimas horas.

Al salir del Aeropuerto nos tomamos un bus que nos llevó hasta el edificio donde están las rentadoras de autos y el paisaje era asombroso, con la mayoría de los vehículos tapados de nieve.

Una vez que nos entregaron el auto, salimos por la ruta con el cielo nublado y el sol queriendo asomar.

Unos minutos después, mientras nos acercábamos al downtown de la ciudad, aparecía el sol.

A cada metro (milla en Estados Unidos 🙂 ) el espectáculo era diferente.

Como ibamos hacia el norte (para el lado de la planta de Boeing en Everett), pasamos de costado por el centro de Seattle.

Una pizzería cualquiera con el acceso tapado de nieve.

Luego de un viaje de unos 45 minutos, llegamos al Aeropuerto de Paine Field para ver si podíamos ver algo de lo que iban a ser los festejos por los 50 años del primer vuelo del primer Boeing 747 (Jumbo) de la historia.

Pero nada de esto sucedió. Por cuestiones climáticas, estaba todo cerrado así que aprovechamos a pasear y recorrer las instalaciones de Boeing 🙂

Metiéndonos por las calles internas, pudimos ver a un Boeing 727 de Fedex cubierto de nieve.

Continuamos por otra calle que tenía vista a una de las calles de rodaje del Aeropuerto, donde había 7 Boeing 767-200, los nuevos Pegasus que serán entregados a la Fuerza Aérea de Estados Unidos.

Tal como lo publiqué en mi cuenta de Instagram @DesdeElPatioBLOG: parecía la Antártida.

View this post on Instagram

Ni bien pusimos un pie en la ciudad queríamos llegar a la Plata de Boeing ubicada en las afueras de la ciudad. La idea era ir a ver aviones. Pero nos encontramos con algo que no estaba en los planes de nadie: una tremenda nevada que viene azotando al noroeste de Estados Unidos durante los últimos dias / horas . Igualmente pudimos llegar hasta el Mmmmmmmmm la zona donde está la fábrica de aviones y ver esta belleza: los aviones, la nieve, el viento, los sonidos de la naturaleza. . Perece la Antártida… y es la planta de @boeing en el Aeropuerto Paine Field de la ciudad de Everett, a 30 minutos del centro de Seattle . . . #avion #avgeek #seattle #boeing #everett #painefield #snow #nieve #storm #plane #aviation #factory #aircraft #usa #westcoast #b767 #pegasus

A post shared by Desde El Patio (@desdeelpatioblog) on

Parecida a un fotomontaje, esta imagen es un claro ejemplo de la cantidad de nieve que había caído en el Aeropuerto.

Continuamos dando vueltas por las calles internas hasta que llegamos a ver dos Boeing 787 Dreamliner de American Airlines que parecía, estaban en mantenimiento o algo parecido ya que no eran nuevos.

Otra de las cosas que pudimos ver fueron los Boeing 767 Pegasus de la Fuerza Aérea de Estados Unidos que estaban por todos lados !! Contamos cerca de 20 en todo el predio.

Cuando ya pegábamos la vuelta, pasamos por un edificio de Boeing que también estaba cerrado.

Por momentos la nieve no dejaba diferencias la calle de la vereda.

Al volver hicimos una escala en un Mall.

La excusa era perfecta 🙂 🙂

Mientras tanto, afuera comenzaba a caer el sol y los últimos rayos de sol iluminaban las nubes de color rosado…

Con todo el cansancio y la alegría a cuestas, y el estómago lleno, volvimos para el centro y nos fuimos para el hotel. El frío afuera amedrentaba y las ganas de volver a salir eran muy pocas.

La nieve, principal protagonista de esta primera jornada en la hermosa ciudad de Seattle.

Post del viaje:

Hasta la próxima !!

Pablo – DesdeElPatio.com.ar

Share This