Select Page

Por primera vez en un avión turbo hélice, por primera vez en esta compañía y por primera vez a este destino, gracias a una invitación de Avianca Argentina pude estar presente en el vuelo inaugural de Buenos Aires a Termas de Río Hondo.

Cuando llegó la invitación, que se me superponía con otra de Norwegian Argentina para el vuelo inaugural a Bariloche (a quien agradezco y me disculpo por no haber podido estar), supe que tenía que elegir y decidirme por una de ellas.

Cosa difícil si las hay, ya que trato por todos los medios de cumplir con cada una de las invitaciones que me hacen, me simplificó bastante el tema laboral ya que el vuelo de Avianca volvía más temprano que el de Norwegian y esto me daba margen para ir a trabajar por la tarde.

Aunque parezca mentira, también había recibido una invitación de Aeropuertos Argentina 2000 (a quien también agradezco mucho y me disculpo por no haber asistido) para la mañana de ese mismo día, para asistir a la presentación de la “Experiencia Ezeiza” en el Aeropuerto.

De esta manera ya estaba la decisión tomada y con el horario de partida para las 7hs del día Miércoles, sólo tenía que esperar el momento pasa ir a Aeroparque.

Por la hora en que estaba programada la partida se me complicaba bastante llegar desde mi casa en Canning así que aproveché y me quedé en lo de mi vieja por la zona de Palermo.

En horas de madrugada, me desperté, preparé las cosas y me fui hasta Aeroparque donde llegué cerca de las 5 de la mañana, con 2 horas y algunos minutos de antelación al vuelo.

1

Pasé por el mostrador de Avianca que a esa hora estaba cerrado.

2

Como tenía ya el boarding por haber realizado el check in on line, solamente tuve que subir un piso para embarcar.

3

Pasé por el patio de comidas, que a esa hora estaba prácticamente vacío, y me puse en la fila para pasar por el control de seguridad.

4

A pesar de la fila, rápidamente pasé y ya estaba del otro lado paseando por las puertas de la terminal.

Tenía algo más de 1 hora para el llamado a embarque así que me puse a escribir el Post de Presentación que iba a publicar mas tarde.

Me fui hasta la puerta asignada que en un principio era la 11 y ahí me encontré con Claudio de Clasab-aviation.

A los pocos minutos cambiaron por la 14 y hasta ahí llegamos.

5

Hubo corte de cinta por ser vuelo inaugural y embarcamos por manga.

6

Bajamos las escaleras donde estaba aguardando el micro que nos iba a llevar hasta la posición remota, a la derecha donde está ubicada la playa de estacionamiento norte.

7

Con el MD de Andes en primer lugar, hubo “paseo” por la plataforma…

Unos minutos después ya estábamos junto al ATR matrícula LV-GUG de 2 años de edad de Avianca Argentina 🙂

8

Al igual que en el vuelo de vuelta (no se si será siempre así, aunque calculo que si), embarcamos por la puerta trasera izquierda…

9

Aprovechando algunas fotos que tomé en vuelo, el ATR tiene una configuración de 2-2

10

En la parte delantera no hay galley y el acceso al cockpit se hace a través de dos puertas. La que se ve en la foto de abajo es la primera de ellas donde hay acceso a la bodega.

11

El asiento que tenía asignado, o mejor dicho que había elegido, era el 3F…

12

Como no podía ser de otra manera, en ventanilla, con esta hermosa vista.

14

El embarque fue rapidísimo y rápidamente ya estábamos cerrando puertas.

Por estar en posición remota frente a la pista, sólo hubo que encender los motores y darle potencia para comenzar a rodar.

Una perlita: Claudio – @clasab_aviation, que venía en el asiento de atrás, me dice “viste cómo giran los motores ??” Queeeeee ? Ya ? Y cuando pasó eso ?

De tan silenciosos que son los motores, al contrario de lo que uno supondría, ni se los escuchó al momento de la puesta en marcha (o yo venía en jupiter, cosa que es probable 🙂 )

Cuestión que comenzamos a rodar hacia la cabecera de pista 13 y nos preparamos para despegar.

15

Unos segundos después, ya estábamos acelerando para levantarnos del piso 🙂

Cosas que me llamaron mucho la atención en esta primera parte del vuelo:

  • La comodidad del asiento y espacio para las piernas.

13

  • El “empuje” al momento del despegue.
  • Lo silencioso a pesar de haber estado pegado al motor derecho.

Continuando con el reporte, despegamos hacia el sur y realizando un viraje por izquierda hacia el Río de la Plata.

16

Una vez que se apagó la señal de cinturones, me pasé al otro lado para evitar el reflejo del sol de frente.

La vista desde donde estaba, muy diferente a la de los aviones “”tradicionales””, por llamarlo de alguna manera 🙂

17

Los asientos cuentan con la bandeja y una palanquita (la plateada en el extremo del apoyabrazo) para reclinar el respaldo.

18

En cada asiento hay bolsita de mareo y la cartilla de seguridad “For Your Safety”.

19

En ese momento llegó la presentación del Capitán y la bienvenida para los pasajeros del primer vuelo a Termas.

Continuó con algunos datos relativos al vuelo e informó que íbamos a estar volando a una altitud crucero de 24.000 pies.

También comentó que íbamos a tener buen tiempo con alguna nubosidad a la llegada a Río Hondo.

Luego de algunas turbulencias, todo se calmó. Las nubes las teníamos bien abajo y el ATR se deslizaba por el aire…

Minutos después llegó el servicio a bordo con la opción de jugo de naranja o manzana y frutos secos o galletita de limón, junto con un vaso con agua. No hubo café, aunque tampoco pude averiguar si es que habitualmente se sirve.

20

Una vez que pasaron a retirar el servicio, aproveché para escribir estas líneas mientras el ATR se movía producto de esto que pasaba afuera 😉

21

“Zona de inestabilidad”, tal como lo informó el comandante, era lo que estábamos atravesando.

22

Pasamos la turbulencia, llegó la claridad y a los pocos minutos ya estábamos comenzando el descenso a Río Hondo.

Un viraje de 180 grados en la aproximación…

23

Y así aterrizamos.

Por ser el vuelo inaugural nos estaban esperando los carros para el bautismo con el arco de agua.

Rodamos unos metros más y el ATR se detuvo en posición remota donde estaban esperando las autoridades provinciales para el acto que se iba a realizar por la llegada de la compañía a Termas.

24

En mi caso aproveché a recorrer el avión por fuera, así como se puede ver en este video.

Muchas gracias Avianca Argentina por la invitación a realizar el vuelo inaugural entre Buenos Aires y Termas de Río Hondo.

Ha sido un verdadero placer poder volar en uno de vuestros aviones 🙂

Queda pendiente el vuelo de vuelta que, como no podía ser de otra manera, tendrá su propio Post.

Hasta la próxima !!

DesdeElPatio.com.ar

Share This