Select Page

Previo a lo que fue la corta planificación de este último viaje por Londres (a lo que se sumó Toulouse), iba a ser la 6º vez que iba a estar pisando el Aeropuerto de Heathrow.

En 2 de ellos lo había utilizado de escala y estuve en tránsito, por lo que no necesité utilizar ningún medio de transporte. En otra oportunidad estuve solamente una noche hospedado en un hotel del Aeropuerto previo a volar al otro día a Seattle, por lo que tampoco necesité moverme por la ciudad.

En otro viaje, vacaciones familiares, utilizamos un remis para llegar hasta el centro de la ciudad y luego hicimos todo caminando durante los 5 días que estuvimos paseando por Londres. Estábamos en un muy lindo departamento en la zona de Holborn y todo estaba relativamente a mano…

En aquella oportunidad solamente utilizamos durante un día el ferry que va por el Támesis (Ver Post “Recorriendo la ciudad de Londres por el Rio Támesis”)

En otro de los viajes, donde había estado alojado una noche en un hotel del Aeropuerto, pero con un día entero para pasear por la ciudad, compré un pase diario de £ 12,50 para moverme por todos lados, por todas las zonas.

Esta vez la cosa iba a ser completamente diferente…

Estuve en Londres durante 7 noches, finalmente fueron 6 por el viaje sorpresa a Toulouse, y necesitaba contar con algún pase de transporte o abono que sirva para moverme por la ciudad y alrededores ya que Farnborough estaba alejado y también el departamento y la casa que había alquilado.

Por ese motivo estuve analizando cual era la mejor opción y sin lugar a dudas el abono semanal con la tarjeta Oyster iba a ser lo más conveniente.

Me había fijado en la web oficial para ver como funcionaba y como había que hacer para obtenerla. Con toda esa información llegué al Aeropuerto de Londres luego del vuelo desde Buenos Aires

Al salir de migraciones y de agarrar el equipaje, seguí los carteles que me llevaron hasta acá.

1

A un costado de la puerta de acceso (o mejor dicho la salida al Underground) estaban las máquinas automáticas para obtener la tarjeta Oyster o bien, si uno ya la tiene, cargarle crédito tal como la SUBE en nuestro país.

2

Estas máquinas se pueden encontrar en cada una de las estaciones de la amplia red de subte de la ciudad y están identificadas con la tarjeta Oyster.

3

Como hice para obtenerla ? Sencillo. Me acerqué a una de las máquinas y seleccioné el idioma español apretando la banderita de España en la parte inferior de la pantalla.

4

Junto con eso apreté la opción “Get New Card / Obtener nueva tarjeta” y luego la cantidad de tarjetas que necesitaba.

5

Al confirmar, el próximo paso era la carga del crédito. Al principio le puse £ 20 ya que quería ver como funcionaba el sistema y si realmente iba a necesitar el abono “Travelcard de 7 días” (£ 34,10 para viajar ilimitadamente por la Zona 1 y 2) cosa que al otro día lo agregué en la misma tarjeta.

6

El primer pago le agregaron £ 5,00 como depósito que luego se puede pedir el reembolso al final del viaje.

7

Con todo esto cargado solamente tuve que ingresar la tarjeta de crédito y aceptar la compra.

En cuestión de minutos ya tenía la tarjeta Oyster con £ 20,00 en mi poder 🙂

9

Ojo al piojo… a no confundir la Oyster común (la celeste) con la Visitor Oyster que es una tarjeta de muchos colores.

Visitor Centre card

Eso es otra cosa y se obtiene pagando un monto extra. Sirve para algunas atracciones y también para viajar. No es el caso de este Post. Acá solamente voy a contar como fue el tema con la Oyster celeste, la común.

Con la Oyster emitida, con saldo y valijas en mano, solamente tuve que tomar el ascensor y bajar hasta el subsuelo donde estaba la estación del Underground que me iba a llevar hasta el centro de la ciudad.

Los molinetes son iguales en todas las estaciones y está indicada la ZONA correspondiente a la ubicación del lugar.

15

El sistema de ZONAS de subte de Londres es bastante sencillo. ZONA 1 es el centro de la ciudad y a medida que nos vamos alejando, en forma de anillos, vamos subiendo de ZONA. A más distancia del centro, más alta la ZONA y más costoso es el viaje.

BUS: el famoso doble piso rojo cobra una tarifa única de £ 1,50 y solamente hay que apoyar la Oyster al ingresar al bus. No hay ZONAS en este caso. Es tarifa plana.

SUBTE/TREN: para comenzar el viaje se debe apoyar la tarjeta en el molinete del tanto en la entrada como en la salida y de ahí surge en que zona comenzó/finalizó el viaje.

10

Desde el Aeropuerto de Heathrow, ZONA 6, al pasar por los molinetes ya estaba el cartel con el horario de salida del próximo servicio para llegar hasta el centro de Londres.

11

La estación se llama HEATHROW TERMINAL 5 y desde ahí comenzamos el viaje.

12

La línea de la red de subte se llama PICCADILLY.

13

Y así es el interior del subte por dentro.

14

Siendo Sábado a la mañana fueron solamente 45 minutos de viaje para llegar desde el Aeropuerto de Heathrow hasta el Hyde Park.

17

Previo a subir por las escaleras (en varias estaciones hay ascensor por el tema valijas) pude chequear en las máquinas y así me apareció el viaje.

En este caso ZONA 6, estación del Aeropuerto de Heathrow, hasta ZONA 1, estación Hyde Park a un costo de apenas £ 3,10.

8

Como ese día realicé un montón de viajes para llegar al departamento en Kilburn, me di cuenta que era más conveniente sacar el abono semanal así que me quedó por un lado el abono para la ZONA 1 y 2 y por el otro un saldo donde se me iba descontando el plus del costo del viaje cuando iba por fuera de esas ZONAS.

En este link pueden ver los usos que se le pueden dar a la tarjeta Oyster: subte, tren, bus (a un costo menor), teleférico, entre otras opciones…

En este link pueden ver los precios actuales de los viajes por cada ZONA, pagando viaje individual o con abono.

Algunas cosas que me llamaron la atención y que vale la pena mencionar:

  • El calor que hacía en los vagones era tremendo. Muy pocas formaciones contaban con aire acondicionado digno y por momentos se hacía insoportable.
  • La puntualidad siempre es algo a resaltar, aunque en algunos casos hubo cancelaciones de servicio y algunas demoras.
  • Siempre había personal en todos lados dispuestos a colaborar o responder dudas. Incluso cerca de las máquinas para evacuar y dar la mejor opción para comprar.
  • La señalización en todas las estaciones es fantástica y con seguir las indicaciones llegas a todos lados.

Moverse por Londres es caro, sin lugar a dudas, y más cuando lo comparamos con las tarifas que estamos acostumbrados a pagar.

Por todo esto, sacar la tarjeta Oyster puede ser de gran ayuda para abaratar algunos costos y ganar tiempo moviéndonos entre algunas zonas de la ciudad.

Post relacionados:

Post viaje Londres – Toulouse 2018:

Hasta la próxima !!

DesdeElPatio.com.ar

Share This