Select Page

Hay imágenes que están relacionadas con diferentes situaciones que vamos viviendo día a día y que quedan almacenadas en el disco rígido de cada uno.

Es probable que cuando leas estas palabras te venga a la mente alguna de esas imágenes y te lleve a un momento determinado o simplemente queda en esta lectura.

Hoy a la tarde, hace un rato nomás, mientras iba por la Autopista Ricchieri volviendo a casa, presencié un cielo de película.

Por eso agarré el celular y saqué esta foto…

Inmediatamente, como por arte de magia, me vivo a la mente el Aeropuerto de Ezeiza y de lo que implica llegar a este fabuloso lugar.

El Templo de la foto es todo un símbolo.

Cuando pasas por acá sabes que falta muy poco y el corazón comienza a latir cada vez más fuerte.

La adrenalina empieza a recorrer el cuerpo y los últimos kilómetros por la Autopista se hacen a puro nervio.

Tal como me decía mi vieja cada vez que hablábamos del tema, viajar abre la mente y quizás el Templo nos marca el comienzo de ese momento tan especial.

A veces se puede compartir una foto en un tweet y que solo quede en eso.

En esta ocasión me pareció una muy buena oportunidad para agregar estas palabras en el preciso momento donde la mente, vaya a saber por que, se me fue para el lado del Aeropuerto de Ezeiza 🙂

Hasta la próxima !!

DesdeElPatioBLOG

Share This