Select Page

Una de las preguntas que surgieron luego de los Post publicados y relacionados con el vehículo alquilado para el recorrido del último viaje, estuvo vinculado al costo de los peajes.

El del precio del combustible, otra de las cosas que suelen consultarse, será publicado más adelante ya que hay mucho para mostrar.

Por conocimiento de causa, del viaje que hicimos por Philadelphia, Washington y Boston (ver Post “Noviembre 2015 y el resumen de un viaje increíble”), sabíamos que en New York habría muchos peajes en las carreteras y en algunos casos de montos considerables.

A pesar de no ser un costo que para nosotros sean para tener en cuenta (no hay mucho por hacer más allá de poder desviarse de ruta), nada sabíamos de la cantidad de peajes y montos en los trayectos por rutas en territorio de Canadá.

Luego del problema que surgió en Hertz con el tema de la licencia y el reemplazo de contrato de alquiler, nos fuimos a buscar la Ford Explorer en la planta baja del estacionamiento.

Ajustamos el Google Maps y otra de las excelentes aplicaciones off line que utilizamos a lo largo de todo el viaje (que la compartiré en un próximo Post) y salimos del JFK rumbo a nuestro primer destino en Canadá.

Teníamos 6.30hs de viaje, que obviamente con paradas y extras se iba a ir arriba de 10, y saliendo de la ciudad de New York pasamos por uno de los puentes que tenía el primer peaje del viaje.

Al tener E-ZPass, que estaba en el auto incluido a un costo de $ 4,50 por día de uso más los peajes, y pasando por el lado rápido sin detenernos, pagamos un costo de $ 5,76.

A lo largo de ese primer tramo de New York a Montreal no hubo muchos más (no recuerdo si hubo dos o tres).

Continuamos camino hacia la frontera con Canadá a la que arribamos por la noche.

El paso a Montreal, tal como fue contado en el Post “Cruzando la frontera entre Estados Unidos y Canadá”, implicó el paso a la gratituidad absoluta.

A los dos días llegó el tramo de Montreal a Québec sin peajes, y como en todo el viaje con un excelente estado de rutas.

Lo mismo para llegar de Québec a Ottawa, cuidad capital de Canadá donde se suponía que podía llegar a aparecer algún peaje, cosa que nunca sucedió.

En el tramo de Ottawa a Toronto tampoco hubo que abonar peajes 🙂

Y sucedió lo mismo, sin abonar un solo peso, saliendo de Toronto por las autopistas de la ciudad.

En camino a las Cataratas del Niágara suponíamos que iba a aparecer alguna cabina de cobro…

… cosa que tampoco sucedió. A esa altura ya estábamos por salir de Canadá y no habíamos pasado por 1 solo peaje.

El Puente frontera entre Canadá y Estados Unidos (que también tendrá su Post), con vista a las Cataratas del Niágara fue bastante rápido y no hubo que abonar nada en auto…

Eso si, cuando bajamos del lado de Estados Unidos y cruzamos al puente a pie a Canadá, para salir hubo que abonar la suma de 1 dolar canadiense (CAD) para pasar el molinete 🙂

Cuando volvió a aparecer el primer peaje ?

Luego de la parada en la ciudad de Syracuse, en ruta a New York City, previo a la entrada al Lincoln tunnel por donde entramos a Manhattan 🙂

Pasaron en total más de 1.500 kilómetros manejados por territorio canadiense donde no hubo que desembolsar un solo peso en materia de peajes así que para los que preguntaron, acá tienen la respuesta.

Si bien, en caso que los hubiere no hay mucho para hacer más allá de desviarse si no se quieren abonar, a veces estos costos son inevitables y si bien no son de consideración es lógico que se quiera saber con que nos vamos a encontrar 🙂

Para los próximos días habrá Post con precios del combustible y algunos datos más del reciente viaje por Canadá y New York.

Diario de viaje:

Hasta la próxima !!

DesdeElPatioBLOG

Share This