Select Page

Luego de dos días en la ciudad de Amsterdam a la que habíamos llegado con el último vuelo del Fokker de KLM desde Londres, llegaba el momento de volver a casa.

El último día en Amsterdam lo utilizamos para dar una vuelta rápida por el centro y para visitar uno de los tantos puntos de spotting que hay en el Aeropuerto de Shiphol, uno de los referentes del mundo para los amantes de los aviones.

Una hermosa sorpresa nos iba a dejar con la boca abierta mientras íbamos transitando por una autopista en viaje del hotel al centro de la ciudad…

A la llegada a la ciudad vimos lo que nos dijeron que es el estacionamiento más grande del mundo de bicicletas.

Llegamos hasta el monumento DAM.

Nos acercamos a uno de los puntos de spotting de Shiphol donde nos cruzamos con otras personas que estaban disfrutando de esta pasión que son los aviones.

Con el tiempo justo volvimos al hotel (daba para quedarse una semana entera sacando fotos a los aviones) y nos fuimos al aeropuerto para comenzar el vuelo de vuelta a casa.

Nos fuimos a esperar al lounge de KLM.

Y a la hora indicada embarcamos por la manga delantera.

13 horas después nos despedimos del hermoso y espectacular Boeing 777 de “Royal Dutch Airlines” 🙂

Pasamos rápidamente por migraciones…

Y a los pocos minutos estábamos caminando por el hall principal…

Por mi lado tuve que ir a cumplir con mis actividades laborales que en definitiva es lo que me da de comer 😉

Diario de Viaje:

Me despido con la satisfacción de haber cumplido con la promesa y haber contado paso a paso todos los detalles.

Fin para este viaje histórico junto al equipo de DeAvion al cual le estoy profundamente agradecido por la confianza y la posibilidad de sumarme a este fantástico proyecto!!

Hasta la próxima !!

DesdeElPatioBLOG – DeAvion

Share This