Select Page

Hace unos meses, en plenas vacaciones en viaje por Francia y España, recibí un correo que me llenó de orgullo y alegría.

La compañía aérea Norwegian se puso en contacto a través de un mail y me invitó a escribir un Post con mi primera vez en Europa y a colaborar en una GUIA DE ROMA (click para ingresar) que en el día de ayer fue publicada en la web oficial de la compañía.

Luego de pensarlo y analizarlo, me decidí a escribirlo ya que me otorgaban absoluta libertad en cuanto al contenido y a la forma en lo que aparecería aquí publicado.

Por todo esto, de esta manera comienza el relato sobre “Mi primera experiencia en Europa” visitando y recorriendo las ciudades de Roma, Londres y París…


Europa era un destino que por diferentes motivos no estaba bajo mi radar. Siempre lo vi lejano, con precios caros y de difícil acceso. Seguramente por ignorancia.

Mis viajes de soltero y luego junto a mi famila habían sido en el continente americano con una excepción cuando tenía tan solo 3 años de edad: Sudáfrica.

Luego de varios viajes a México y Estados Unidos, y mientras planificábamos un viaje para el año 2016, surgió una excelente promoción para viajar y conocer Europa.

Había una sola “contra” y era que los vuelos salían desde el Aeropuerto de San Pablo y la vuelta era directo a Buenos Aires desde algún punto de Europa.

Por supuesto que emitimos los tickets siendo el primer destino Roma luego de una pequeña escala en Madrid y la vuelta desde la ciudad de Londres.

Ni bien nos confirmaron los tickets compramos el tramo de Buenos Aires a San Pablo para asegurarnos la ida.

Llegado el día, nos embarcamos desde Ezeiza rumbo al Aeropuerto de Guarulhos donde esperamos algunas horas hasta conectar con el vuelo que nos llevaría a Madrid para luego aterrizar en Roma.

De esta manera comenzaba nuestra aventura por el viejo continente.

A nuestra llegada a Fiumiccino teníamos un shuttle reservado que nos estaba esperando para trasladarnos hasta el departamento que habíamos alquilado a pocas cuadras del Vaticano, a metros de la bellísima Via Cola di Rienzo.

Lo primero que hicimos fue dejar todo el equipaje en el precioso lugar en el que íbamos a estar alojados en nuestra estadía en Roma y luego salir a conocer el barrio.

Días más tarde llegaría el impactante Coliseo…

Y la bellísima Plaza Navona…

Durante nuestra estadía en la ciudad aprovechamos a conocer los puntos más importantes y nos fuimos en tren a pasar un día en la increíble Venecia.

Luego de 5 días en Roma llegaba la segunda etapa del viaje por Europa y para esto nos trasladamos a la ciudad de Londres.

Al llegar a Heathrow nos estaba esperando un taxi que habíamos reservado para que nos lleve hasta el departamento que habíamos alquilado en el barrio de Holborn, a pocas cuadras del Museo Británico.

Llegamos a la tarde/noche así que lo único que hicimos fue comprar algo para comer e irnos a descansar para al otro día comenzar con todas las pilas.

Nuestra estadía en Londres fue muy intensa ya que caminamos muchísimo y aprovechamos a conocer todo lo posible a lo largo de los 6 días que estuvimos en la ciudad, que fue la que más nos gustó en esta primer aventura por Europa.

La última etapa iba a ser en París, la ciudad luz. Para esto nos despedimos de Londres tomando un avión desde el Aeropuerto de Heathrow hasta el Charles de Gaulle.

Fue un vuelo super corto y por la tarde ya estábamos haciendo los trámites para ingresar al departamento que habíamos alquilado en el barrio de Invalides, a la vuelta del Museo de Rodin.

Nuevamente en París íbamos a conocer gran parte de los sitios más destacados de la ciudad.

A lo largo de todos estos días en Europa caminamos muchísimo siendo esta la mejor manera de conocer una ciudad.

Llegaba el momento de pegar la vuelta a casa y para esto debíamos tomar un vuelo de París a Londres donde ibamos a llegar con lo justo para embarcarnos en el último avión de este viaje que nos iba a llevar hasta Buenos Aires.

Al llegar a Ezeiza nos estaba esperando un shuttle que nos iba a llevar hasta nuestro hogar.

Estaba todo tan fresquito en nuestras mentes que en lo particular comencé a realizar un repaso de todo lo que habíamos vivido y todo lo que habíamos conocido en las 3 ciudades donde estuvimos alojados.

Como le decimos habitualmente, me empezaba a bajar la ficha de todo el viaje que llegaba a su fin.

Con el correr de los meses llegaron más viajes al viejo continente y por suerte pude conocer muchísimas cosas, lugares y costumbres de las diferentes ciudades visitadas.

La primera experiencia en Europa me iba a abrir una puerta gigante en lo personal que al día de hoy la disfruto…

Como me gusta terminar en cada Post que publico…

Hasta la próxima !! 🙂

DesdeElPatioBLOG

Share This