Select Page

Puntualmente a las 14.00hs nos pasaba a buscar el transfer que habíamos reservado por la aplicación de Super Shuttle.

Luego de una pequeña discusión con el chofer por el tema del horario, acomodamos las valijas y siendo los primeros pasajeros en levantar, arrancamos el para el JFK.

El tránsito a esa hora, como siempre, era un caos y tardábamos mucho tiempo entre hotel y hotel.

Estuvimos 1 hora dando vueltas por un radio de 4 cuadras para levantar a 3 grupos de pasajeros.

Finalmente, y luego de 1.55hs desde que nos pasaron a buscar por la puerta del hotel, llegábamos a la Terminal 8 del Aeropuerto JFK de New York…

3

Los mostradores para realizar el check in estaban prácticamente vacíos. No había fila y eso era una novedad para las menos de 3 horas que faltaban para el vuelo.

4

Tuvimos un inconveniente con los asientos ya que los que habíamos reservado no estaban disponibles. Según las empleadas que nos atendieron fue culpa nuestra, según nosotros de la compañía.

Como fue la historia ?

Al momento de comprar los pasajes había seleccionado los asientos por la web. Eso es algo habitual que hago desde hace tiempo.

Como viene sucediendo con LATAM, en el medio hubo cambio de horario del vuelo y me comuniqué para ver cuales eras las alternativas.

Al no cerrarme ninguna de las que me ofrecían, me quedé con la que venía por default pensando que me iban a respetar los asientos seleccionados oportunamente.

Pero parece que eso no fue así…

Al momento de hacer el check in 48 hs antes, y yo esperando confirmar esos asientos, los únicos asientos disponibles estaban al fondo en el medio.

No había otros disponibles así que seleccioné esos esperando que en el mostrador me puedan solucionar el tema.

Resultado ? Nos confirmaron los asientos elegidos en el check in on line y nos mandaban al fondo ya que eran el avión estaba repleto y no había mas lugar 🙁

La única posibilidad que había era consultar previo al embarque para ver si se habían liberado o no se habían presentando la totalidad de pasajeros.

Con mi mejor mal humor pasamos por el control de seguridad. Esta vez, a diferencia de las últimas desde el gran país del norte, fue rapidísimo.

Una vez que pasamos del otro lado, sin mucho por hacer, nos fuimos a caminar por la terminal.

A esa hora la puerta donde estaba anunciado el vuelo estaba bastante tranquila.

5

Como era un lugar bastante cerrado, nada que ver con los amplios ventanales y la amplitud de las otras puertas de la Terminal, nos fuimos a caminar.

6

Aproveché para ver algunos aviones a pesar de la espesa bruma que impedía ver a la distancia.

Un rato antes del anuncio del vuelo, nos acercamos a la puerta, y para consultar si había alguna novedad.

7

Luego de chequear en el sistema, y esperar algunos minutos, nos llamaron por altoparlantes y nos habían entregaron los boarding con los asientos en salida de emergencia ?

No había ventanilla, pero por lo menos iba a viajar por primera vez (si la memoria no me falla) en ese lugar.

A los pocos minutos llegaba el llamado para embarcar por la puerta 16 de la Terminal 8 del JFK.

8

Esta puerta tenía una forma rara, diferente a la habitual donde se ingresa y se ve la manga.

9

No había vidrios sino que era todo pared. Varios metros antes, como cuando se pasa el peaje de la Ricchieri en hora pico, nos quedamos parados. La fila era interminable…

10

Una vez embarcados nos ubicamos en la fila 26, a la izquierda del avión.

11

Yendo a lo que es el asiento en si y sus comodidades, lo único rescatable (cosa que no es menor) era el espacio que había hacia adelante.

El placer de poder estirar al 100% las piernas no se compara con nada… bueno si, volando en la Premium Business como en Febrero del 2016, pero eso es otra historia ?

13

La vista hacia afuera, sobre la pequeña ventanita, dejaba mucho que desear…

14

Los televisores se sacaban desde el costado inferior derecho del asiento.

16

Primero hay que destrabarlo con la perillita/palanquita que se ve al lado de la marca de la foto, en el bordo inferior derecho. Todo una ciencia 😉

17

Si, la mantita por que hacía bastante frío… 🙂

La mesita se sacaba del costado derecho y para eso había que levantar la tapita.

18

Luego de descubrir todas estas cosas “nuevas” para quien esto escribe, 10 minutos antes del horario de partida, llegó el anuncio el primer anuncio del Capitán del vuelo.

Minutos después llegaba el push back y al tener que guardar la TV y la mesita, me resultó super interesante ver todo el movimiento que hicieron y hacen habitualmente los TCP (tripulante de cabina de pasajeros / azafatas/os) previo al despegue.

19

Al estar en salida de emergencia, nos entregaron unos folletos para informarnos de la importancia y la responsabilidad que teníamos en el lugar donde estábamos ubicados.

15

Llegó el encendido de motores y rodamos por varios minutos hasta la cabecera de la pista.

10 minutos después del horario programado despegábamos y nos despedíamos del JFK de New York.

Los primeros minutos de las 9.35hs programadas para el vuelo LA533 resultaron algo movidas.

Una vez que se apagaron las señales de cinturones los TCP salieron disparados de sus asientos para comenzar con el servicio.

Casi 1 hora después, donde aproveché a escribir estas líneas, aparecieran los carros con la bebida y comida.

Las opciones para la cena eran guiso de carne o raviolones con crema y champiñones.

Mi elección:

20

Durante la comida quise ver la película “El Contador”, cosa que hice, pero cuando terminé de cenar me quedé absolutamente planchado.

Literalmente, me desmayé en el asiento a pesar de no ser tan cómodo, y eso que el Dreamliner no se destaca por eso…

El asiento de emergencia tiene como unas paredes fijas a los costados y eso hace que uno quedé encasillado ahí. Como si fuera un corralito.

12

En los restantes asientos, los de economy, al tener el apoya brazos movible siempre se puede “ganar” algunos centímetros con el de al lado.

La ventaja de estirar las piernas en los asientos de emergencia choca de lleno con lo “estático” que son, por decirlo de alguna manera.

Igualmente, y a pesar del tránsito de pasajeros que había para el toilette (y la fila que se formaba), pude dormir hasta que llegó el desayuno ?

Las opciones: Sandwich de jamón y queso y omelette con papas.

Mi elección para comenzar el día:

21

Terminé de ver la película, y antes que pudiera llegar al final el Capitán anunciaba el descenso hacia Santiago de Chile.

Aproveché para tomar esta foto de la cabina de pasajeros, sobre la parte delantera de economy.

22

Otra diferencia con los asientos regulares es qué hay que guardar la pantalla cuando llega el anuncio del Capitán para preparar la cabina para aterrizaje. Desde ese momento no se puede ver más…

Casi media hora antes de llegar, y al no tener mucho que hacer, de nuevo me quedé observando con detenimiento los movimientos de los TCP que preparaban la cabina para el aterrizaje.

6.45hs, un rato antes de lo programado, estábamos aterrizando suavemente en el Arturo Merino Benítez.

Obviamente no pude hacer video ya que no había posibilidad de ventanilla y no se veía prácticamente nada.

Rodamos hasta la manga y bajamos del avión por manga donde pude aprovechar para hacer esta foto…

23

Caminamos unos metros más y pude ver la nariz y el cockpit del Boeing 787-8 Dreamliner matrícula CC-BBG de Latam, aún pintado con los colores de LAN 🙂

24

Comenzaba así la espera de varias horas en el Aeropuerto de Santiago, ya que desde hacía algunos días habían sacado algunos vuelos directos a Ezeiza, dejando solo el de las 8.10hs y 15.30hs con el Dreamliner que en definitiva sería el que íbamos a embarcar…

Pero eso lo dejamos para un próximo Post 😉

Los vuelos relacionados con este viaje a New York de Febrero’17:

Hasta la próxima !!

DesdeElPatio.com.ar – Link al Post: http://wp.me/p4Or22-3AR

Share This