Select Page

Luego de un excelente y muy cortito vuelo desde Buenos Aires en  Boeing 787-9 Dreamliner de LATAM, habíamos arribado a Santiago de Chile 🙂

Ese avión, a diferencia del que nos íbamos a embarcar luego, era un poco mas grande que el programado para llegar hasta New York.

Una vez que el avión se detuvo, nos preparamos para bajar y bajamos por la manga.

Estábamos muy tranquilos ya que veníamos muy bien con el tiempo de escala y no había mucho por hacer.

Caminamos por los pasillos del Arturo Merino Benitez y continuamos como pasajeros en tránsito. Llegaba el primer y único control antes de subir a la terminal…

1

Rápidamente pasamos por el scanner y el arco (no había mucha gente) y subimos las escaleras mecánicas.

Ya en el primer piso chequeamos en los monitores la puerta de embarque y la 17B aparecía como la indicada para el vuelo LA532. New York estaba cada vez más cerca…

2

Si bien no había mucha espera, me quedé sentado en una zona cercan a la puerta asignada.

Terminé de escribir el Post “El destino final de este nuevo viaje” y esperamos el llamado a embarque.

Mi esposa aprovechó el tiempo muerto para ir a dar una vuelta por el free shop. Igualmente mucho no le iba a durar ya que su nombre se escuchó por los altoparlantes.

Había/mos ligado up-grade ? Iba/mos a viajar una vez más en Premium Business ? 🙂

Nada de eso 🙁

La llamaban, junto a un grupo de aproximadamente 10 pasajeros para hacer un control más exhaustivo en la planta baja del Aeropuerto.

Yo me quedé esperando el llamado y cuando realizar el llamado pude embarcar. Luego del control del equipaje de mano, ingrese a la manga.

3

Antes de subir me asomé a la puertita que estaba abierta y aproveché a fotografiar el lado izquierdo del Boeing 787-8 matrícula CC-BBC de 4 años de edad 🙂

4

Ya dentro del avión me fui hasta la fila 13 donde estaba el asiento de color azul esperando por este cuerpito gentil ?

5

La vista desde la ventana.

6

El embarque fue super tranquilo y a los pocos minutos llego el anuncio del capitán que informó sobre las muy buenas condiciones de vuelo y las 9.35 hs de duración para llegar a destino.

Puntualmente a las 23.20hs nos empujaron hacia atrás con la cabina en un color azul tenue…

7

Se pusieron en marcha los motores y nos fuimos rodando hasta la cabecera de pista 17L.

El despegue fue hermoso, como todo el Dreamliner…

Nos fuimos hacia el sur y minutos después realizamos un espectacular viraje de casi 180 grados con vista a toda la ciudad.

Lástima la luz interna de la cabina de pasajeros. El reflejo no me permitía tomar fotos como para publicarlas.

Continuamos el ascenso y una vez estabilizados comenzaron con la entrega de formularios y minutos después el servicio de cena.

8

Las opciones eras guiso de pollo y ñoquis con salsa bolognesa. Esta mi elección ?

9

La verdad que no estaban buenos. La salsa si estaba rica pero los ñoquis duros.

De hecho tuve que pedir que me cambien la bandeja ya que el primero que me sirvieron estaba frío.

Con la película “Snowden” acompañado la cena terminé de comer y me dispuse a quedarme dormido jajaja.

Plácidamente me quedé desmayado durante 6 horas. Hacía rato que no dormía tan profundo y por tanto tiempo en uno de los asientos de clase turista.

Fue un hermoso momento. Al despertarme quedaban solamente 2 horas de vuelo.

10

Me fui hasta el galley a tomar un poco de agua, me quedé charlando con las muy simpáticas TCP que estaban en ese momento preparando lo que sería el desayuno.

Aproveché el baño para realizar el cambio de vestimenta ya que de los 35 grados de Ezeiza pasábamos a los 10 (en realidad algo menos) a los anunciados para el JFK.

Volví a mi asiento y me puse a escribir este Post hasta que llegó el desayuno.

Las opciones: Sandwich u Omelette. Queda claro cuál fue mi elección ? ?

11

Minutos después comenzaba a asomar el sol y con esto las primeras luces del día.

12

Termine de ver la película que había comenzado durante la cena y el capitán anunció la aproximación a New York.

Hacia afuera se veían nueva bajas y por arriba el sol a pleno.

13

Se preparó la cabina para el aterrizaje.

14

Y así pasó la aproximación y aterrizaje en el JFK de New York con escasa/nula visibilidad…

No se veía nada hasta casi tocar la pista. Habrán sido 100/200/300 mts de visibilidad ? Tremendo !

15

A la hora programada de llegada estábamos estacionando en la Terminal 8 de New York.

Bajamos por la manga y nos cruzamos a un hermano mayor de nuestro avión.

16

Llegamos a migraciones con algo de gente.

18

Pasamos por las máquinas automáticas donde se escanea el pasaporte, te toman los datos y sacan la foto. Se imprimió el ticket y con esto de nuevo a la fila.

45 minutos después de bajar del avión ya estábamos listos para retirar el equipaje.

19

Con este cartel New York, una vez más, nos daba la bienvenida…

17

“Aquí es donde llegué a ser… Esto es New York City” 🙂

Una vez que salimos de la terminal nos fuimos hasta el ascensor para agarrar el Air Train y luego combinar con el subte para llegar a Manhattan de la manera más rápida y económica 🙂

Hasta la próxima !!

DesdeElPatio.com.ar – Link al Post: http://wp.me/p4Or22-3AQ

Share This