Select Page

Las vacaciones de Noviembre 2016 habías comenzado varios meses atrás cuando decidimos canjear lanpass para realizar este viaje.

Las opciones eran claras: cualquier destino con pocas kilómetros. Teníamos que canjear 3 tickets 😉

Vimos la posibilidad siempre atractiva (y a la cual le tengo ganas desde siempre) de Australia pero, al igual que con Europa, se nos iban muchos kilómetros.

Como Brasil, México y el Caribe no eran de nuestro interés, surgieron 3 nuevas opciones: Miami (ya conocemos bastante), New York (como desembarco para luego tocar varias ciudades) y Los Ángeles.

A pesar que ya habíamos ido con mi esposa en Octubre 2013, y analizando un poco más el panorama, nos venía como anillo al dedo para combinar con otras ciudades…

Así fue que nos decidimos por esta última.

Los vuelos eran vía Lima o directo desde Santiago. Los kilómetros lanpass eran los mismos. Lo que cambiaba era un poco el horario y sobretodo los aviones.

Para el primer tramo elegimos al último vuelo de LAN a Santiago, el LA442 de las 20hs. Nos perdimos de volar con el Dreamliner pero con el vuelo de la tarde, se nos complicaba con nuestros trabajos.

Finalmente llegó el día y por la tarde nos pedimos una camioneta para llevarnos hasta el Aeropuerto de Ezeiza.

Llegamos con bastante tiempo de anticipación y nos acercamos al mostrador donde realizamos el check in por preferentes gracias a las bondades del paquete Premium World del BBVA.

2

La atención fue rapidísima y super amable.

Ya con el equipaje despachado pasamos por la AFIP para declarar algunas cosas nuevas.

3

Ahí también todo fue rapidísimo y nos fuimos para arriba donde aproveché a sacar la típica foto que acompaña a casi todos los Post de “Volando” 😉

4

Pasamos por el puesto de seguridad.

5

Y migraciones.

6

En total fueron exactamente 20 minutos desde que ingresamos al corralito del check in hasta que llegamos al Free Shop.

Mientras mi esposa se quedó mirando “algunas cositas”, con mi hijo nos fuimos a ver aviones 🙂

“Pa, puedo sacarle fotos a los aviones ?”, fue la pregunta que me hizo frente al B747 de Lufthansa…

Mientras un chorro de baba caía de mi boca y mis piernas se aflojaban, le colocaba la cámara de fotos en el cuello para que le tome algunas fotos a la Reina…

2

Ver Post “Desde Platea Preferencial admirando a la Reina…” con todas las fotos de ese día…

A los pocos minutos llegaba el Airbus A321 matrícula CC-BED que nos iba a llevar hasta Santiago de Chile.

1

Paseamos un poco por la nueva terminal, mucho más cómoda que la vieja para ver aviones, y nos fuimos hacia la puerta 9 para ingresar al VIP de LAN ubicado en el primer piso.

7

Si bien ya lo conocíamos, ver Post de Diciembre de 2015, está buenísima la espera en ese lugar ya que es super cómodo y completo.

Ahí pudimos ingresar sin cargo presentando algunas de las tarjetas de crédito black del paquete Premium World del BBVA.

Luego del llamado nos dirigimos hacia la puerta 12 desde donde estaba anunciado el embarque.

8

Tuvimos que esperar algunos minutos hasta la llegada del micro que, para variar, venía lleno 😉

9

Desventaja, tener que subir al colectivo. Ventaja, las fotos que se pueden tomar en el recorrido hasta el avión, y una vez que se llega y se baja del micro.

10

A pesar de la “molestia” de esperar y subir/bajar por escalera, si no hay apuro, me quedo sin dudas con la posición remota.

Nos ubicamos en nuestros asientos de fila 7, ventanilla para quién esto escribe 😉

11

Y esperamos al cierre de puertas y push back.

12

Rodamos hasta cabecera de pista 11.

13

Esperamos a que aterrice un avión y despegamos.

El ascenso fue hermoso, con las luces de la ciudad de Ezeiza y Canning en todo su esplendor.

14

Pasamos sobre El Patio y continuamos rumbo a Santiago de Chile.

Promediando el vuelo pasaron a servir un snack.

15

Una vez que retiraron el servicio, el capitán informó el cruce de la cordillera y llegaron los anuncios e indicaciones correspondientes.

El cruce ni se sintió y a los pocos minutos estábamos aproximando a Santiago de Chile.

16

Y aterrizamos.

17

Rodamos hasta posición remota y al llegar se demoró unos cuantos minutos en abrir la puerta.

18

Esa no sería la única demora…

Al bajar del avión nos subimos al micro.

19

Dimos toda la vuelta a la Terminal y al final del recorrido nos dejó en una de las puertas de entradas que estaba cerrada !!

20

Insólito. Quedamos a metros de los aviones y no había nadie como para abrir la puerta. Se podía tranquilamente llegar hasta la ruedas mismas de un 787 de LAN.

21

Fueron 5 minutos hasta que llegó una persona y abrió las puertas.

Subimos por las escaleras mecánicas y pasamos por el puesto de seguridad.

Comenzaba la Etapa 2 de las vacaciones: el vuelo de Santiago de Chile a Los Ángeles a bordo del Boeing 787 Dreamliner de LAN.

Pero eso mejor lo dejo para un próximo Post… 🙂

Hasta la próxima !!

DesdeElPatio.com.arLink al Post: http://wp.me/p4Or22-3jJ

Share This