Select Page

Desde que me habían enviado los tickets con el cronograma del viaje a Seattle sabía que iba a estar en Dallas por algunas horas.

Si bien no eran muchas, me alcanzaba como para hacer a tiempo e ir a conocer uno de los VIP del Aeropuerto.

El acceso al salón lo tenía incluido debido a que el tramo Dallas-Buenos Aires lo iba a hacer en la clase business de American Airlines.

Atrás había quedado el hermoso vuelo desde Seattle a Dallas, con unos tremendos paisajes del estado de Utah, a bordo de un Boeing 737 de American…

Una vez que aterrizamos, estacionamos en una de las puertas de la Terminal A del Aeropuerto Fort Worth.

Salí por la manga y comencé a buscar como llegar hasta la Terminal D, desde donde estaba anunciado el vuelo a Buenos Aires.
1

Me tomé el tren y luego de caminar unos minutos, me encontré con la puerta de ingreso al Admirals Club de American Airlines.

2

En la página web de American aparece así: Admirals Club and International First Class Dining.

El VIP está ubicado entre las puertas D23 y D24 y al ingresar se encuentra la recepción.

3

Presenté el boarding pass y el pasaporte y me autorizaron el ingreso.

A la vuelta de la recepción, los ascensores que te llevaban hasta el salón.

4

Al abrirse las puertas me encontré con un segundo mostrador donde también tuve que presentar el boarding y pasaporte.

5

Una vez que me dieron el OK, me fui a recorrer el lugar.

La barra principal donde se pedían las bebidas. Una diferencia que noto bastante es que los VIP del Aeropuerto de Ezeiza son muy superiores a los de muchas ciudades del mundo. Es notorio esto.

6

Por ejemplo, para los que nos gusta tomar (entiéndase bien… no llegar hasta al punto de no poder distinguir entre un avión y un scania, sino al disfrutar de la bebida), no todas estaban incluidas.

Era una sola por pasajero, y para esto te daban un cupón de canje.

7

Pasado el mal trago (?) me dispuse a conocer el salón antes de elegir mesa para sentarme.

Un sector frente a la barra.

8

Entre la barra y este sector, varias computadoras de libre acceso pero con un detalle. No estaba a la vista el CPU… No había forma de cargar dispositivos ahí 😉

9

Al costado de la barra, el sector más tranquilo del Admirals Club donde se podía entrar sin problemas, pero tenía una contra muy grande para los que nos gustan los aviones… ya lo podrán ver 😉

10

Yendo hacia el sector opuesto del VIP, que es muy grande y con forma rectangular, nos encontramos con el business center.

Un par de salones de conferencia.

12

Y boxes con computadora y teléfono.

13

A un costado había fotocopiadoras e impresoras. Muy completo este sector ideal para los que están por trabajo.

Para los que viajan en familia y especialmente con chicos, un Familiy Lounge cerrado.

14

A esa hora estaba muy tranquilo y los vidrios polarizados le daban mucha intimidad.

15

Desde una punta del salón, la vista a los ventanales desde donde se puede ver la plataforma y dos de las pistas del enorme Aeropuerto Fort Worth de Dallas.

16

Los ventanales están a lo largo de todo el VIP sobre uno de los costados del “rectángulo” que antes les contaba. Ideal para los aerotrastornados 🙂

17

Yendo a lo que es la comida, una de los 3 sectores donde había algunas cositas para degustar.

18

Otro de los lugares con galletitas, verduras para ensaladas y algunos snacks.

19

Al costado, bebidas calientes: te/café. También estaban los clásicos tubos de cereales. No mucho más que eso.

20

Y por último, el lugar que ataqué con quesitos, mini zanahorias, tomates cherry y aceitunas.

21

Me elegí un buen lugar con vista a la plataforma para disfrutar de una Corona con limón y una picadita antes de subirme al 777 que me iba a llevar a Buenos Aires 🙂

23

El Admirals Club de la Terminal D del Aeropuerto de Dallas me dejó una sensación rara.

Si bien me fui contento y pasé un buen momento, analizando un poco el tema comida y bebidas sin dudas que es un punto en contra.

Como comentaba antes, comparado con los salones que conozco de Ezeiza (el listado está más abajo), lo más rescatable del de Dallas era la vista.

Por suerte el acceso lo tenía incluído con el ticket sino, para mi, no vale la pena pagar para ingresar.

Hasta la próxima !!

DesdeElPatio.com.ar – Link al Post: http://wp.me/p4Or22-2Ww

Listado de Salónes VIP que he conocido y que cuentan con su respectivo Post 🙂

Share This