Select Page

Desde el mismo momento que me confirmaron el viaje, el vuelo de Londres a Seattle fue algo sorprendente.

A veces se me da por ver en flightradar algunas rutas de vuelos raros o que me gustarían hacer, pero esto era inimaginable. Si bien Seattle y la fábrica de Boeing estaban en mi cabeza, jamás llegar volando desde Londres !!

Con el itinerario y el detalle de todos los vuelos en la mano comencé a chusmear algunos datos en las páginas que consulto habitualmente, y me llevé dos sorpresas.

La primera fueron las horas de vuelo ya que pensaba, por desconocimiento o ignorancia, que eran mucho más que las 9 horas programadas.

La segunda fue la ruta ya que pensaba que para unir las dos ciudades era necesario cruzar el Océano Atlántico en linea recta y luego los EE.UU. de este a oeste. Error.

Ayer les contaba con lujo de detalles como había sido este vuelo, y para completar el Post hoy les quiero mostrar las fotos del increíble y maravilloso paso por Islandia y Groenlandia…

En Heathrow, el Boeing 777 de British Airways estacionado en plataforma.

1

Embarcando.

2

En cabecera previo al despegue.

4

La posición donde estábamos en ese momento y la ruta esperada, según mostraba la pantalla de entretenimiento on board 🙂

5

El ascenso y la vista a las afueras de la ciudad de Londres.

6

Hasta acá una secuencia como cualquier otra.

Otra imagen, ya por encima de las nubes, continuando en ascenso.

7

Habían pasado 2 horas del vuelo e ingresábamos a Islandia, la tierra donde nació la cantante Björk. Datazo (?)

8

El primer llamado de atención, con las primeras “cosas” raras que se veían desde el avión 🙂

9

Media hora después nos despedíamos de Islandia…

10

Sobrevolando el Océano Atlántico, entre Islandia y Groenlandia, aparecían los primeros “cubitos de hielo”.

11

Unos minutos después de ver los puntos blancos sobre el agua comenzaba el espectáculo. Estábamos ingresando a Groenlandia…

12

A medida que avanzábamos se podían observar los glaciares desde su nacimiento, su punto más alto…

13

Hasta su punto más bajo en el Océano donde se derretían…

14

Era un show fantástico. Los glaciares aparecían por todos lados. Uno más lindo que el otro.

15

Comenzábamos a despedirnos de Groenlandia…

16

Los pedazos de hielo se multiplicaban sobre el Océano.

17

Así se veía todo desde los 36.000 pies, aproximadamente 11.000 metros. No se si existe alguna forma de calcular el tamaño real de esas cosas.

Serían tan grandes como alguna provincia Argentina ? El espectáculo era y fue algo IMPRESIONANTE…

18

El mapa indicaba que ingresábamos a Canadá entre las ciudades de Clyde River y Pond Inlet.

19

Buscándolo en google maps me quedé helado jajajaja !! Acá el link para que vean por donde estábamos volando.

20

Si bien Groenlandia se había llevado todos los laureles, entrar por el noreste de Canadá también tuvo lo suyo 😉

21

Pasamos por el Parque Nacional Ukkusiksalik en Nunavut, norte de Canadá.

22

Del otro lado se podía ver la Bahía de Hudson, al norte de las ciudades de Ontario y Quebec.

Pasaban los minutos, las horas y los lagos congelados eran la constante en ese tramo del vuelo.

23

También los “quiebres” en los pedazos de hielo y la diferencia de colores. Lo que siempre estaba era el azul intenso del cielo…

24

Faltando relativamente poco para llegar, y antes que sirvan la merienda, me fui para la parte de atrás del avión.

Aproveché a sacar una foto desde la pequeña ventanilla de la puerta trasera izquierda del Boeing 🙂

25

Todo era lindo. No había manera de despegar los ojos de la ventanilla…

Luego llegó el momento de comer algo y el anuncio del descenso a la ciudad de Seattle.

26

Pasamos por un costado del Aeropuerto de Tacoma.

27

Viramos hacia la derecha.

28

Y aterrizamos.

29

Atrás había quedado el alucinante vuelo de Londres a Seattle. Sin dudas uno de los más bellos en los que hice hasta ahora.

La ruta completa y algunos datos del vuelo BA49 de ese día 😉

uta

Salimos caminando por la manga y antes de hacer migraciones nos despedíamos del Boeing 777 de British Airways…

30

Soy de los que durante el vuelo se quedan pegados a la ventanilla tratando de observar todo desde el aire, sacando fotos y tratando de registrar cada momento del vuelo.

Les aseguro que este, pasando por Islandia y Groenlandia, no me lo voy a olvidar jamás…

Hasta la próxima !!

DesdeElPatio.com.ar

Link al Post: http://wp.me/p4Or22-2Wu  

Share This