Select Page

El viaje a Europa de Mayo pasado había comenzado de la mejor manera luego de un hermoso vuelo por GOL desde Buenos Aires a San Pablo.

Llegamos al Aeropuerto de Gurulhos y bajamos del avión por escalera.

1

Nos subimos al 60, perdón, a un micro y nos llevaron hasta la vieja terminal…

11

Al bajar, ingresamos directamente a un viejo salón donde realizamos migraciones.

Luego de unos pocos minutos de esperar para que nos sellen los pasaportes, nos fuimos directamente a las cintas a buscar el equipaje que habíamos llevado.

Eran 4 valijas grandes, una por cada uno de nosotros.

La mayoría de los pasajeros ya se había hecho de sus valijas y a nosotros nos faltaba una sola.

3

Cuando la vi llegar a lo lejos me quedé tranquilo, pero cuando la agarré y la saqué de la cinta me di cuenta que algo andaba mal.

Así estaba 🙁

4

La valija parecía como quebrada de un costado. El “parante”, por llamarlo de alguna manera, estaba roto y la valija toda empapada.

Que había pasado ? Vaya uno a saber…

Las valijas nunca fueron una preocupación para mi a pesar que la American Tourister (Samsonite), comprada en el 2012 en Walmart ;), tenía un valor simbólico muy grande y muchos vuelos encima… En general representan mucho, ya que están directamente relacionadas a los viajes, pero no son más que eso: valijas.

Cuestión que de inmediato nos contactamos con personal de GOL, justo atrás de las cintas estaban los mostradores, y le explicamos lo que había pasado.

Por suerte estábamos con tiempo y no teníamos mucho más apuro que el de llegar temprano a los mostradores de Iberia para ver la posibilidad de conseguir 4  asientos juntos en el siguiente vuelo de San Pablo a Madrid.

Muy amablemente nos atendieron, nos explicaron el procedimiento a seguir, realizaron unas consultas telefónicas y luego completamos una planilla con todos nuestros datos.

Nos entregaron una copia de lo firmado y nos dieron las indicaciones para llegar hasta otra oficina de GOL, del lado de afuera del Aeropuerto.

Salimos del sector de arribos directamente al hall, llevando el papel firmado y la valija rota.

5

Ya no había vuelta atrás.

Seguimos el camino que nos habían indicado y llegamos a la Terminal 2.

6

De ahí bordeamos unos mostradores que creo, si no me falla la memoria, eran de Lan / Latam.

7

Seguimos por el pasillo de la derecha.

8

Y llegamos hasta la puerta que nos habían indicado (Bagagens extraviadas – Lost luggage).

9

Atravesamos un pasillo interno y llegamos a una oficina donde no había nadie. Una planta, dos escritorios, las paredes blancas, todo muy raro…

Se escuchaban algunas voces que venían de otra puerta pegada a esa oficina.

“Holaaaaa, Bomm Chía…” llegaba a decir en voz alta en mi portuñol básico aprendido de alguna película de Sonia Braga jajajaja

De repente apareció una chica y le contamos lo que había pasado. Le entregamos la papeleta firmada y nos dijo que nos iba a traer el único modelo que le quedaba en stock para ver si nos parecía bien.

A los pocos minutos apareció la nueva integrante de la familia valijera…

10

Ahí mismo abrimos la valija rota, pasamos todo a la nuevita, les pusimos los “adornos” correspondientes y nos despedimos de la American Tourister.

No hubo que hacer más nada que eso. El papel que habíamos firmado quedó con nosotros, le firmamos una especie de remito a la chica que nos atendió y listo. Eso fue todo.

Sin lágrimas en los ojos, pero con la satisfacción del deber cumplido, la vieja y querida valija azul se quedó descansando en la oficina de Guarulhos.

Luego de este suceso nos fuimos caminando hacia la nueva terminal del Aeropuerto de San Pablo y realizamos el check-in con Iberia.

Una vez que llegamos al VIP de Star Alliance y nos sentamos a la espera del siguiente vuelo, charlando con mi esposa, la conclusión fue: “… impresionante la atención de GOL y el cambio inmediato de valija…”

Y si, así fue.

Hasta la próxima !!

Share This