Select Page

El Caribe mexicano fue el lugar elegido. Playa del Carmen la ciudad.

En la planificación del viaje solamente quedaba seleccionar y confirmar el hotel en el cual íbamos a pasar la primera de las dos semanas de las últimas vacaciones de Mayo.

Como es costumbre buscaba un lindo lugar, buena reputación, cuotas fijas en pesos y buen precio 😉

En dos oportunidades nos habíamos hospedado en el Hotel Sandos en Playacar (acá pueden ver el Post con las fotos y la reseña del lugar) y para esta oportunidad queríamos conocer uno diferente.

Por amigos y conocidos habíamos escuchado buenas críticas del Iberostar y del Riu y a eso apuntamos.

El Iberostar Quetzal en el complejo Playacar fue el seleccionado y en el Post de hoy te voy a mostrar el hotel por dentro…

Antes de comenzar el recorrido comentarte que al ser un Hotel tan grande y con tantas cosas para mostrar, voy a hacer la reseña en 2 partes.

El primero de hoy mostrando el sector de habitaciones y el segundo, dentro de algunos días, con el resto de las instalaciones: restaurantes, piletas, barras, teatro, etc etc etc 🙂

Como les contaba, esta era la primera de las dos semanas de vacaciones y llegamos a Cancún luego de un largo viaje que realizamos desde Buenos Aires a Atlanta en un B767 de Delta, de Atlanta a Miami en un MD80 de la misma compañía y de Miami a Cancún en un B737 de American Airlines.

En el aeropuerto de Cancún nos subimos al transfer que habíamos contratado desde Buenos Aires a un excelente precio y llegamos finalmente al complejo de Playacar, en Playa del Carmen, a 1 hora de distancia de Cancún.

1

El ingreso al Iberostar Quetzal.

2

Una panorámica del ingreso al complejo que se comparte con el Iberostar Tucán, el hermano gemelo del Quetzal.

3

Estos dos hoteles son similares por no decir iguales. Se comparten los restaurantes, los lugares de esparcimiento y las actividades. La única diferencia es la ubicación dentro del complejo.

Luego de ingresar y pasar por una rotonda interna, llegamos hasta la entrada.

4

Ahí nos recibió un empleado del hotel que nos ayudó con el equipaje y se iba a encargar de llevarlo hasta la habitación. Desde la entrada que uno se olvida de eso y ya puede disfrutar de las instalaciones.

5

El lobby donde realizamos el check-in.

6

Ahí fue donde tuve la “desagradable” noticia que el Wi-Fi era pago y acá el link al Post que hice en su momento, criticando esto.

Cuando nos entregaron las tarjetas y nos dieron todas las indicaciones, nos fuimos para dejar las cosas en la habitación y atravesamos esta hermosa selva.

7

El sector de los edificios de 2 pisos donde están las habitaciones.

8

Hay varios de estos y están ubicados desde el lobby hasta la playa.

9

En el camino te podes cruzar con animales que posan para la foto 🙂

10

El edificio de la izquierda donde estaba nuestra habitación, bien cerca de la zona de piletas y la playa. Excelente !

11

El acceso a los pisos 1 y 2 es por escaleras.

12

El segundo piso.

13

Nuestra habitación: 2249.

14

La habitación doble dos camas king size muy confortables.

15

Un sillón de 4 cuerpos lleno de almohadones, una mesita y un sillón individual.

16

Una TV y un frigobar con cervezas, bebidas y snacks dentro de una de las puertitas.

17

El balcón con una mesita y sillas de plástico. En nuestro caso lo utilizamos solo para colgar ropa mojada 😉

18

La caja de seguridad dentro del placard.

19

Este lugar es fundamental en este tipo de hoteles all inclusive ya que, salvo que salgas para una excursión o paseo, es donde van a quedar alojados los pasaportes y la billetera hasta que se formen telas de araña 🙂

El baño siempre en impecable estado y con toallas a disposición.

20

Ya estaban todas las condiciones dadas para dejar todo y salir a disfrutar de lo que habíamos venido a buscar… la playa !

21

Sin dudas que este tipo de hoteles All Inclusive en el Caribe es una de las mejores formas de descansar y el lugar necesario para tener la mente en estado NADA.

La máxima preocupación pasa por saber que vas a tomar o comer en los siguientes 5/10 minutos… y me encanta !!!

Como resumen de esta primera parte, la primera impresión del Hotel Iberostar Quetzal fue muy buena, a pesar del tema del Wi Fi y algunas cositas que podrán ver en el capítulo 2 junto con mi conclusión final del lugar.

Los espero para la segunda parte… hasta la próxima !!

Share This