Select Page

Aterrizamos, desembarcamos lo más rápido posible y de repente estábamos “corriendo” por los pasillos interminables del Aeropuerto de Atlanta.

El vuelo procedente de Miami aterrizó a las 20.50 hs y la última foto que tomé dentro del avión, la que está en el Post: “Volando de Miami a Atlanta” fue a las 21.03 hs.

A esa misma hora, teóricamente, ya estaban llamando a embarcar en el vuelo DL101 que nos llevaría a Ezeiza.

La hora de salida era a las 22.00hs y teníamos que ir desde la Terminal A hasta la F.

La opción más rápida era tomar el Subte que está en el subsuelo del Aeropuerto, y hacía allá fuimos…

Elegimos el primer vagón, donde había menos gente, para salir más rápido al llegar.

1

Bajamos en la Estación F, subimos las escaleras mecánicas y llegamos hasta el Hall de planta baja.

2

Seguimos caminando/corriendo y llegamos hasta la puerta F6 de donde embarcábamos.

3

En ese mismo momento algunas empleados de Delta estaban controlando documentación y al mismo tiempo llamando a embarcar a los prioritarios.

4

Como teníamos zona 2 para embarcar nos quedamos por ahí parados y a los pocos minutos, casi sin tiempo ni para ir al baño, ya estábamos caminando por la manga para entrar al avión.

En la puerta nos recibían de la mejor manera !

5

Quiero destacar la buena onda de esta persona y de otra tripulante de cabina que tuvieron la mejor onda a lo largo de todo el vuelo ! Genias ! Así de gusto.

Aproveché para solicitar la posibilidad de visitar el cockpit, cosa que me fue permitida sin ningún problema.

Ingresamos y el Comandante se levantó de su asiento para que lo ocupe mi hijo que sin dudar un segundo ya estaba sentado en el mejor y más lindo lugar del avión 🙂

6

Aproveché a tomar algunas fotos y charlas con el otro Piloto que muy gentilmente abrió su computadora para mostrarme la ruta y las condiciones de vuelo que íbamos a tener en nuestra vuelta a Ezeiza.

7

Luego de estar por casi 5 minutos, nos despedimos y felices luego de la hermosa visita nos fuimos a ocupar nuestros lugares.

En este caso, Fila 29 los asientos C-D-E, los tres del medio. Destacar la hermosa pantalla que tiene este Boeing 767.

8

Por tener los asientos del medio obviamente no hubo fotos 🙁

Como se ve en la foto enchufamos los devices para cargarlos y esperamos a que se enciendan las pantallas con el entretenimiento on board (ninguna de los asientos del medio funcionaba).

9

Luego de reiniciarlo varias veces, ya estábamos haciendo push back y al no tener poder ver el video de seguridad, los tripulantes de cabina lo hicieron a la antigua. Parados en los pasillos indicando el procedimiento 🙂

Rodaje a cabecera de pista donde se ve que había mucho tráfico ya que esperamos unos 10 minutos parados.

En esa espera se encendieron las pantallas y finalmente a las 22.37 hs, más de media hora de la hora estipulada, ya estábamos despegando del Aeropuerto de Atlanta rumbo a Ezeiza.

Me dio la impresión que se comió toda la pista en el carreteo y subimos bien plano. Hice el curso de despegues I y II en las academias Pitman 🙂 #SomosTodosPilotos

Estabilizados empezaron con el servicio y primero trajeron la comida de mi hijo (habían puesto un calco en el asiento para identificar).

10

Suprema de pollo, choclo y fideos con salsa. Lo probé y estaba exquisito !!

Luego pasó el carro y sirvieron la cena. Las opciones: carne, pastas o ensalada. Mi esposa optó por las pastas, yo por la carne.

11

La comida estuve rica, algo picante pero bien. La ensaladita con el aderezo, muy buena y fresca. El postre se llevó todos los aplausos: el triple brownie de chocolate 🙂

Algo que me pasó con Delta a la ida y a la vuelta: la comida de niños la sirven con mucha anticipación y uno no puede “compartir” la comida. Tan solo un detalle.

Pasaron nuevamente con el carro ofreciendo café o agua y no gaseosa o bebidas. Mal ahí. No se pudo repetir bebida.

Apagaron las luces, terminé de ver Unbraken que me había quedado pendiente del viaje de ida y me dormí.

Me levante con el servicio de desayuno. Faltaba apenas 1.30 hs para llegar a Ezeiza.

Trajeron nuevamente primero el de mi hijo, y como dormía plácidamente, así continuó sin probar bocado.

12
No fue mi caso, que me comí hasta el removedor del café 🙂

13

Finalizaron con el servicio, apagaron las luces y a los pocos minutos comenzábamos con la aproximación a Buenos Aires.

14

La pantalla con información del vuelo. Solo para aerotrastornados 😉

15

Antes de aterrizar me fui al fondo a tomar esta foto donde se veía la completa ocupación del vuelo.

16

Aterrizamos suavemente en horario por la pista 11 del Aeropuerto de Ezeiza.

Señal apagada, nos levantamos y salimos del avión.

Previo a eso tomé unas fotos de como quedan los asientos de clase Turista.

17

Y de la clase Premium.

18

Con el único hueco para meter la cámara pude hacer esta foto.

19

Desde la manga, pude ver por primera vez la nariz del impecable Boeing 767-300 matrícula N1201P de 17 años de edad.

20

La cola del avión y al fondo algo de niebla que había en ese momento en Ezeiza.

21

Bajamos sin apuro y cuando llegamos a migraciones se había juntado “algo de gente” 😉

22

Media hora después, y luego de agarrar el equipaje, ya estábamos haciendo la fila para pasar por Aduana.

23

Llamamos un remise para que nos pase a buscar y nos lleve a casa.

Me despedía de Ezeiza con esta foto a la Torre de Control con un “hasta luego, nos vemos pronto…”.

24

Espero volver a volar con Delta, sobre todo cuando salga alguna promo como fue en este caso, y que sea lo antes posible !!

Este último tramo de la vuelta a casa fue un vuelo de manual.

Comenzó con una hermosa visita al cockpit, pudimos dormir casi todo el vuelo, comimos bien y luego del “susto” inicial con las pantallas de entretenimiento, salió todo redondo. Un relojito.

Hasta la próxima !!

Share This