Select Page

En Noviembre del año pasado fue mi debut volando por Delta Airlines de Buenos Aires a Atlanta, como escala previa a New York.

Esperaba ansioso esta segunda oportunidad ya que esta vez íbamos con hijo. El, acostumbrado a viajar por LAN, quería que vuele por otra aerolínea.

Quería llegar tranquilo a Ezeiza con 4 horas de anticipación. Soy de los que prefieren esperar en el Aeropuerto antes que en casa, si es que ya tenés todo listo 😉

Además quería aprovechar para conocer el VIP de Star Alliance en Ezeiza (ver el Post), para empezar el viaje de la mejor manera.

Llegó el momento y el remis ya estaba esperando en la puerta de casa. Una nueva aventura estaba comenzando…

Ya en la Autopista Ezeiza – Cañuelas, y como para matar esos 15 minutos que separan El Patio del Aeropuerto, me puse a revisar por última vez todos los papeles.

1

Llegamos a la Terminal que a esa hora estaba muy tranquila. Un hermoso día acompañaba.

2

Si bien era temprano, me sorprendió la poca gente que había en el Hall y alrededores.

3

Nos avisaron que aún no estaban haciendo el check in para el vuelo de Delta. De hecho, en los mostradores, estaban chequeando a los remolones del vuelo de Air France 🙂

4

Como se ve en la foto, la soledad y tranquilidad reinaban en el hall de la Terminal.

Por curiosidad me acerqué a la Terminales amarillas de Self – check in que estaban absolutamente vacías.

5

Intentamos y con éxito ya teníamos los 6 boarding pass emitidos (2 por pax).

Pegadito a las máquinas amarillas, y como vimos que en AFIP no había nadie para declarar, nos acercamos a preguntar por un formulario que ya teníamos impreso.

6

A pesar que no se podía presentar la declaración por no tener emitidos los boarding pass, nos hicieron igual el trámite. Para ellos también era adelantar antes que se venga el grueso de la gente 🙂

Ya con los Boarding Pass y la DD.JJ. de AFIP sellada, estábamos listos para subir. Pero faltaba despachar el equipaje, así que nos fuimos a esperar cerca de los mostradores.

Como ya empezaban a llegar más pasajeros, se formaron 2 filas:  los que tenían emitido el boarding pass y los que no.

A esa hora, las filas eran similares e iban pasando a estos mostradores para hacer una especie de chequeo previo donde las chicas de Delta anotaban datos personales en una planilla.

7

Puntualmente a las 17,00 hs comenzaron a llamar.

La chica que nos atendió, muy simpática, hizo todo rapidísimo. Despachó todas las valijas y terminamos con el check in. A esa altura, había llegado el malón 🙂

8

Rápidamente nos fuimos al control de seguridad. No había nadie ! Los de la PSA estaban charlando entre ellos.

Pasamos la puerta e ingresamos a migraciones donde el salón estaba absolutamente vacío. Asi como llegamos ingresamos al box 3 sin demora.

9

17.20 hs y ya estábamos mirando algunas cositas en el free-shop. 20 minutos para hacer check in y migraciones. Un lujo 😉

Muy poca gente a esa hora y muy pocos aviones para fotografiar.

10

Directamente nos fuimos para el VIP de Star Alliance, caminando hasta el ingreso frente a la puerta 9.

12

Minutos antes de las 19.00 hs nos fuimos para la puerta 14 de donde salía el vuelo. Ya se había formado la fila.

13

A nuestras espaldas, del otro lado del vidrio, el Boeing 767 de Delta Airlines matrícula N171DZ de casi 17 años de edad, esperaba en plataforma.

11

Llegó el llamado a embarcar de Zona 2 y luego del control final de equipaje de mano, ya estábamos caminando por la manga.

14

Al llegar a la puerta del avión nos recibió un simpático TCP y le solicité tomar unas fotos del cockpit, el cual accedió muy amablemente.

Ingresé con hijo, que se sentó en el mando de la derecha y con gorro de capitán incluido, nos sacamos unas fotos.

15

El Piloto que nos cedió el asiento de la derecha era el mismo del vuelo que hicimos en Noviembre 2014 🙂

Luego de la visita al cockpit y de una pequeña charla con los pilotos, se despidieron con un “enjoy the flight” y nos fuimos contentos para el fondo.

Ingresamos por el pasillo derecho buscando nuestros asientos donde ya esposa estaba sentada.

El avión estaba completo salvo en la clase Business Elite.

16

Realmente muy linda la clase Business Elite del B767… hubiera sido lindo viajar ahí 🙂

17

Continuamos para el fondo y llegamos a nuestros asientos. Los 3 del medio, fila 32. Me senté a la izquierda.

18

Empecé a jugar con el monitor. Tenía mi propio FlightRadar 🙂

19

Mientras yo me divertía y preparaba el mapa para el despegue, mi hijo ya canchero, se elegía su película.

20

Embarcamos todos a horario, y aguardamos nuestro turno. Mucha calma a pesar de que el avión estaba completo.

21

Exactamente a las 20.05 hs hicimos el push back y rodamos a cabecera de pista 11 donde aguardamos aproximadamente 5 minutos hasta la autorización final para despegar.

Pasamos por arriba de El Patio y saludamos desde arriba a Perro.

Una vez estabilizados repartieron los formularios de migraciones, las toallitas calientes y una botellita de agua DaSani.

1 hora después trajeron la comida para hijo. Había hecho los deberes previos y había solicitado vía web, la comida especial. Su asiento estaba identificado con el sticker de CHML (comida para niños).

22

Que había ahí adentro ? una riquísima milanesa (le comí un pedacito !!) con arroz amarillo 🙂

Para los adultos la opción era pollo o pastas: fui por lo segundo.

23

Pasaron dos veces ofreciendo bebidas y yo aproveché para escribir parte de este reporte en mi querido y ya fallecido Startac 😉

Luego me puse a ver una película: “The Theory of everything”. Luego traté de dormir pero no pude, así que aproveché a ver “Unbraken”.

Me quedaba dormido, así que apague todo y me dormí por algunas horas. Me desperté y me fui para el fondo.

Ya estaban preparando el desayuno para comenzar con el servicio. Muchos ya se habían despertado, otros seguían durmiendo.

24

Faltando uno hora y media para llegar a Atlanta, encendieron las luces para desayunar.

Nuevamente trajeron primero la comida de hijo.

25

Y la de los adultos. Muy rico ambos sandwiches 🙂

26

Mientras tanto yo aprovechaba y seguía con lo mio 🙂

27

Rápidamente levantaron el servicio y a los pocos minutos el Capitán anunciaba el descenso.

El aterrizaje fue muy suave y luego de unos cuando minutos llegamos a plataforma. Ahí se nota que el Aeropuerto es inmenso !!

En Atlanta, aún de madrugada, estaba todo oscuro y desde los asientos del medio no pude sacar ninguna foto.

Cuando llegamos y bajamos del avión, ahí si que pude tomarle una foto de frente.

28

Se había cumplido así el primero de los tres vuelos del día.

Teníamos por delante migraciones y la espera de casi 3 horas para continuar con el segundo vuelo hacia la ciudad de Miami a bordo de un MD80 de Delta, para luego conectar con un B737 de American destino final Cancún.

Pero eso lo dejamos para futuros Post, ya con fotos desde la ventanilla 😉

Es el tercer viaje que hago con el B767 de Delta, y debo decir que en los tres el servicio y el vuelo en general fue excelente. Un relojito.

Si bien me parecen más cómodos los asientos de clase turista del Boeing 767 de LAN, sin dudas volvería a volar por Delta, y más al precio que compré los tickets 🙂

Hasta la próxima !!

Share This