Select Page

La últimas noches antes del último viaje a México y Orlando me despertaba con algunos dolores al costado de la espalda.

Cuando me levantaba y arrancaba el día, se me iba pasando y me olvidada.

El dolor no era nada de otro mundo, ni nada que me impidiera continuar con mis tareas y hacer una de las cosas que mas me gustan: deportes.

Ya cuando llegué a Playa del Carmen y me tiraba en la reposera a disfrutar de mis primeros mojitos, el dolor aumentaba. Se encendían las primeras alarmas…

Al despertar la primera mañana el dolor fue mucho. Durante el día no pasaba y la noche siguiente fue la peor. Esa madrugada el dolor me despertó. Eran las 3 de la mañana…

Me logre levantar de la cama y cada paso que daba sentía fuego del lado derecho a la altura de las costillas.

Cada puntada era doblarme del dolor. Horrible. No podía empezar así las vacaciones 🙁

Desayunamos y me fui a averiguar con el doctor del hotel. Me quería cobrar u$s 100,00 la consulta. O sea, para sentarme a hablar tenía que pagar esa suma. Que siga el dolor 😉

Volví a la habitación y llamé al número de atención al socio de la tarjeta de crédito Visa. Me solicitaron algunos datos y rápidamente me transfirieron la llamada con Assist Card, que lo tenía incluido con el paquete del Banco.

Chequearon mis datos, y les dije que estaba llamando desde la habitación del hotel y, primera gran noticia, me devolvieron la llamada para que no gaste más u$s 🙂

Le comenté los síntomas que tenía, me dieron todas las indicaciones y me dijeron que aguarde en línea.

Fueron 2 minutos en espera y me dieron la instrucción que me quede en la habitación que iba a pasar el Doctor Valadez en el lapso de 1 hora y media como máximo. Si si, así como leen, me pasaron hasta el nombre del Doctor 🙂

Me asignaron un número de caso, me dieron las instrucciones para toda la atención que iba a recibir y para la compra de medicamentos y listo. A esperar.

Me quedé tranquilo recostado en la cama en la habitación y para mi sorpresa, exactamente a los 40 minutos desde el llamado, golpearon la puerta. Era el Doctor y su asistente 🙂

Ahí mismo me preguntaron que me pasaba, que síntomas tenía, me hicieron un control bastante completo y me aplicaron una inyección.

Me comentaron también que seguramente lo que influyó fueron los viajes, el pase de transportar y cargar las valijas, el cambio de clima y la tremenda humedad que había.

Me dieron la receta para los medicamentos y me dijeron todas las cosas que podía y no podía hacer.

Mi experiencia con Assist Card en México

El dolor era muy fuerte, pero las prohibiciones dolían aún mas.

No podía hacer deportes, no podía andar en moto de agua y las excursiones largas recién a los 2 días 🙁

Les comenté que teníamos pensado ir a Chichén Itzá y ahí mismo el Doctor se transformó en un guía de turismo 🙂

A que hora salir, que camino tomar, que calzado llevar, cuales eran los costos de los peajes, los tiempos de viaje, todo, absolutamente todo sabía.

Agarró una hoja y nos dibujo el mapa para agarrar la nueva autopista y evitar el camino largo vía Cancún.

Mi experiencia con Assist Card en México

Luego, el día de la visita a Chichén Itzá, íbamos a corroborar que todo lo que nos había dicho era así. Un genio !!

Volviendo al día de la atención, luego de que se fueron, fui hasta la recepción del Hotel y de ahí llamaron a la Farmacia para solicitar los medicamentos.

A los 45 minutos estaban en el lobby y los tuve que pagar cash. Dolió y mucho: casi u$s 60,00 !!

Mi experiencia con Assist Card en México

No me importaba. Quería que se fuera el dolor.

A los 2 días estaba como nuevo y en viaje a Chichén Itzá siguiendo las instrucciones del Guía de Turismo, el Doctor Valadez 😉

Quiero destacar por todo la atención que recibí del Doctor Valadez de la Universidad Autónoma de Guadalajara y a su asistente, como así también el excelente servicio de Assist Card en general y en particular al operador el Sr. Sergio Canela que fue quien atendió mi caso.

A todos ellos muchísimas gracias, ya que pude continuar mis vacaciones de excelente forma.

Ya llegará el pedido de reintegro y les contaré, Post mediante, como resultó.

Espero que no tengan que utilizar este servicio y si no queda otra, llamen a la tarjeta de crédito y pidan su Assist Card que seguro está incluida 😉

Hasta la próxima !!

 

Share This