Select Page

Luego de estar unos días en Playa del Carmen era el turno de Orlando.

Volamos desde Cancún hasta Miami y luego de hacer migraciones y levantar las valijas nos fuimos a tomar el tren hasta el Rental Car Center.

Habíamos alquilado una Minivan y cuando fuimos a buscarla al estacionamiento optamos por una Chrysler Town & Country. Una nave !!

Salimos de Miami y agarramos la Turnpike rumbo a Orlando. Teníamos un viaje de algo menos de 4 horas.

En el camino hubo algo que me llamó poderosamente la atención…

Pasamos por este cartel.

2

Como tantas otras veces, lo vi sin mirar…

Pero se ve que algo me quedó en la cabeza por que a los pocos kilómetros me di cuenta que el precio del combustible era muchísimo más barato que los viajes anteriores 🙂

Pero como es posible ?

Desde hace algunos años que viajo seguido a Estados Unidos y el precio del galón de combustible, que equivale a casi 4 litros, siempre era entre u$s 3,50 y 3,90.

La variación de precios era según la zona y la estación de servicio.

Si lo comparamos con el litro de nafta super en nuestro País, es un 50 % más caro que en Estados Unidos 😉

En esta oportunidad estuvimos alojados del lado norte del Aeropuerto de Miami.

Es la zona que está cruzando las pistas, del otro lado de la Terminal D, la que utiliza American Airlines.

Para los que conocen, es justo atrás de donde se ven los aviones cargueros y los hangares.

A que viene todo esto ?

En la calle que corre paralela al Aeropuerto, la NW 36th, se puede conseguir el combustible a muy buen precio, al igual que en las estaciones de servicio que están afuera de esta zona.

Antes de devolver la Minivan paramos a cargar tanque lleno en la Chevron ubicada en la esquina de NW36th y NW 57th.

1

Para los que no conocen el método, cargar combustible es un placer.

Siempre hay surtidores disponibles sin tener que esperar. Es cuestión de elegir el que a uno más le guste.

5

Pasa lo mismo en cualquiera de las tantas estaciones de servicio que hay.

3

No hay filas, no hay demoras, uno estaciona y carga combustible tranquilo.

Hasta puede dejar el auto ahí e ir a comprar algo al local o al baño que nadie le va a decir nada. Siempre hay lugar.

4

Y como funciona ? Es bien sencillo. Se estaciona en el surtidor que uno desee, el que te quede más cómodo.

7

El pago hay que hacerlo antes de la carga de combustible. Para esto hay que ir hasta el local.

6

Estos lugares son pequeños mercados con absolutamente todo lo que necesites.

Son muy completos y te salvan en más de una oportunidad 😉

En uno de los primeros viajes que hice, al momento de pagar la carga se podía pasar la tarjeta por el posnet que está incorporado al surtidor. Te facilitaba tener que ir hasta las cajas del local.

En los últimos viajes ya fue imposible. Siempre antes de cargar hay que ir adentro.

Si ya sabes el monto exacto, te van a pasar la compra, te van a abrir el surtidor y habilitar cargar hasta el monto pagado.

8

Si no sabes cual es el monto a pagar (pasa cuando tenes que devolver el auto con tanque lleno) seguramente vas a tener que dejar la tarjeta de crédito en la caja, cargar lo que necesites y al volver, pagar lo consumido.

Otra de las cosas que puede pasar es que te pasen la tarjeta por un monto determinado y aproximando, y el terminar la carga te hacen el crédito en la tarjeta o bien se paga la diferencia.

En el país donde te facilitan las cosas para que no tengas problemas, cargar combustible es una excelente experiencia.

Espero que te sirvan estos pequeños consejos y si vas a alquilar un auto o una minivan, aprovechar que la nafta está barata 🙂

Hasta la próxima !!

Share This