Select Page

Hola, soy Pablo, tengo 39… (típica presentación de grupo de autoayuda) 🙂

Muchos se preguntaran (?) de donde surge El Patio, y de eso les quiero hablar.

De chico nací y viví en la zona de Recoleta y Palermo (Juncal y Salguero).

Cuando me casé me fui a vivir al barrio de Parque Chacabuco. Siempre en Capital Federal, siempre en departamento. Lo que se llama un auténtico bicho de ciudad.

En este último lugar, vivíamos en un complejo de departamentos con pileta, parrillas y un espacio verde muy lindo. Ahí conocimos muchas parejas de nuestra misma edad. Compartimos excelentes momentos y creamos vínculos que en algunos casos se mantienen hasta el día de hoy. Pasaron 13 años.

Un día, una de estas parejas y con ganas de cambiar de aire, se muda a un barrio en la ciudad de Carlos Spegazzini, a unos 45 kilómetros de la Capital sobre la Autopista Ezeiza-Cañuelas.

Nos invitaron a conocerlo y quedamos encantados con el lugar, el verde, la tranquilidad y el rápido y fácil acceso a la Capital Federal. Cada vez que ibamos y podíamos nos quedabamos a dormir. Despertarse el Domingo, abrir la ventana, ver el campo de fondo… era un sueño, un lujo. Cada vez nos daban más ganas de vivir en un lugar así.

Hacíamos números, veíamos la forma, nos imaginabamos, lo soñabamos… pero no era fácil. Como nada en la vida lo es. No era el momento.

Un día, y ante algunos cambios laborales, se abrió la posibilidad. El Patio estaba cada vez más cerca.

Ahí escuchamos por primera vez el nombre de “Canning”.

Una localidad/ciudad el costado de Ezeiza. Pintaba linda, muy tranquila, con barrios y lugares en desarrollo (luego con el tiempo, explotó)

Un frío, gris y muy húmedo Sábado de Agosto del 2005 agarramos el auto y nos fuimos a ver la zona. Entramos a ver algunas casas en algunos barrios y quedamos fascinados.

Fue cuestión de buscar y buscar, de casas que nos gustaban y no se daba, de ir una, dos, tres veces hasta que la encontramos. La perserverancia de mi esposa fue fundamental.

Unos meses después, ya estabamos viviendo en el Patio.

La locura por los aviones la tuve siempre, pero no eran épocas de sacarle fotos y de prestar demasiada atención a los que pasaban cerca. Hoy me pregunto el porqué, y no tengo respuesta. Evidentemente estaba en otra cosa. La cabeza en otro lado. Eran otras las preocupaciones.

Hoy, algunos años después y por lo que les comenté en parte en el post Especial Boeing 787 (donde explico en parte esto) estoy atento a cada avión que pasa y puedo ver y compartir con ustedes cosas como éstas…

Airbus 330 AIR EUROPA

Boeing 737 GOL: El día que esta foto apareció en INFOBAE

IBERIA Sobre mi cabeza

Aviones Alunados

Y como les comento en la presentación del Blog: “Vivo en un lugar que considero y siento de privilegio y disfruto de poder contar y transmitirles las cosas que pasan… Desde El Patio”.
Share This