Select Page

Para los que me siguen o me seguían por el twitter @PabloK75 el mes pasado, esta historia ya es algo conocida. Para los que no, acá les cuento.

Habíamos comprado el pasaje a Miami vía Santiago de Chile por lan.com En la programación figuraba que el trayecto Buenos Aires-Santiago se hacía en el Boeing 787 Dreamliner.

Para los que no tienen la más remota idea, es uno de los nuevos modelos de la aviación comercial. Que tiene de distinto para el que no es un aero-trastornado ? Nada, despega, aterriza, vuela, te lleva a destino… Pero no era mi caso. Era todo un acontecimiento.

Acá el link de la página de Lan para conocer el Boeing 787 – Dreamliner

Al momento de la compra del pasaje, pude reservar asientos. Eramos 3 y la configuración para elegirlos que me aparecía en el mapita de LAN era 3-3-3. O sea, el 787 (los otros aviones tienen 2 asientos en cada costado).

Pasaban los días y cada tanto miraba que tipo de avión había llegado en ese mismo vuelo. Y efectivamente llegaba el 787, alternando con el Boeing 767 y muy rara vez el Airbus 340. A medida que se acercaba la fecha, más seguido venía. Eran buenas señales.

Aclaración: el año pasado, en un viaje que hicimos a Los Angeles vía Santiago, al momento de la compra tenía programado el 787, peeeeero al momento de hacer el Check In figuraba el 767. Falló 🙁

En esta oportunidad, y 48hs antes del vuelo, al momento de check in, estábamos bien. No habían cambiado nada. Seguía 3-3-3. Perfecto ! Evidentemente era el 787 ! A las pruebas me remitía… 🙂

Es mismo día chequeaba en Flightradar24 y llegaba el 787. Al otro día lo mismo, 787… y llegaba el día del viaje.

El vuelo en cuestión para cruzar la Cordillera era el LA532. Es el que sale diariamente a las 18.45hs de Ezeiza y el avión es el mismo que llega de Santiago a las 17.00hs en el vuelo LA455.

Ese día, a las 14.00hs nos pasó a buscar el remis por el Patio. Aprovechando que era día feriado y no trabajabamos ninguno de los dos, quise salir con tiempo. Quería sacar muchas fotos a los avioncitos y conocer el VIP de American Express en Ezeiza, el flamante “The Centurion”.

Previa pasada por el Farmacity para comprar las últimas “cacarulas” y ponerlas, como corresponde, en la ziploc de rigor, a las 14.30hs ya estábamos haciendo el Check In.

Llegamos al mostrador, nos atendió un muchacho joven (acá les habla el que tiene 86 años…) que no estaba de muy buen humor ya que estaba cagando a pedos a su compañero de al lado. Momento incómodo. Tensión.

Que los Pasaportes, que Partida de Nacimiento, que pongan las valijas acá, que de a una, que parada, que los huevos mios !! Dale querido, quiero mi siete ocho sieteeeeeeeeee !!!!

Se pone a teclear en la computadora como la de la película “La familia de mi novia”. Yo miraba, concentrado en su cara, imaginando capaz lo que vendría… quien sabe.

En eso imprime el primero de los Boarding Pass… y le consulto… “es el 787, no ?” langa, canchero, como para reafirmar lo que ya sabía…

Se fija en el monitor y me dice: “si si, es el nuevo… es muy lindo ese avión” Ah si ?!?! no me digas ?!?!

Imprime el segundo Boarding Pass, el tercero y último, los acomoda junto con los 3 Pasaportes, me los va a entregar.

Y justo en ese fatídico momento, muy suelto de cuerpo, me clava:

– EL: AH NO… MANDARON EL “ERBAS TRES CUARENTA”

– YO: Peroooo… eeeehhhh…. en serio me lo decís ? (sonriéndome nervioso como quien no quiere creer lo que le acaban de decir…)

– EL: Si, se ve que lo cambiaron a último momento

– YO: Escuchame… y los asientos ? Tenía los tres juntos y este es otra configuración, no ?

– EL: Si, te dí fila Fila 26 los dos del costado y el tercero pasillo de por medio. Sino fila 37 en el medio (entre eso y viajar en el Roca en hora pico no se que era peor…)

– YO: Bueno, dale. Listo.

– EL: Chau, buen viaje.

– YO: ………………………..

No lo quería creer… era imposible.

Mi esposa y mi hijo que ya estaban haciendo la fila para declarar en AFIP, me miraron.

“Que pasó !?!?!?” Estaba pálido, the walking dead…

“No viene el 787” les digo… “uuuu… que terrible !!” me lo dijo casi boludeándome. Casi le aplico un cortito al mentón. Igual no valía la pena, debia cuidar mi mano para sacar fotitos a los aviones 🙂

Como mi teléfono celular es viejito, no tiene capacidad para instalar el FlightRadar (no olvidar que es un StarTak 😉 ) no tenía forma de chequear con mis propios ojos el avión que estaba volando de Santiago, como para poder confirmar que era el 340.

Consulté con algunos amigos aerotrastornados y efectivamente ese era el que me tocaba… Desilusión.

Entramos, pasamos migraciones bastante rápido, mi esposa al Free-Shop y con mi hijo a sacarle fotitos a los aviones.

A los pocos minutos lo pude ver con mis propios ojos… el Airbus 340-300 matrícula CC-CQA hacía su ingreso a la plataforma de Ezeiza

Llegó la hora, embarcamos, nos sentamos (yo ventanilla, obvio) y despegamos rumbo Santiago.
Fue un viaje muy lindo, mi primera vez en el Airbus 340-300.

Luego de 2 horas de escala, embarcamos en el Boeing 767 rumbo Miami, al ratito estabamos cenando y los ojos se empezaban a cerrar… finalizaba así el día que casi vuelo en el Boeing 787 de LAN.

PD: Post dedicado a Eber Ludueña. Crack.

Share This