Select Page

Desde Noviembre de 2011, en cada uno de los viajes donde tuve que alquilar vehículo, el elegido fue una Minivan.

Al encontrar un buen precio, con todos los impuestos y seguros incluidos, y pagar en cómodas cuotas, la diferencia con un auto grande no era significativa.

Ya les había contado en el Post “¿ Auto o Minivan ?… Polémica !!” en cuanto a comodidad, equipaje y por una cuestión de gustos, para quién esto escribe, la segunda es la mejor opción.

Para recorrer el estado de Florida o para viajar por las ciudades de Los Ángeles/Las Vegas, por uno u otro motivo siempre terminaba con la Dodge Grand Caravan.

Pero en este último viaje de Mayo, todo fue diferente…

El día había comenzado bien temprano, cuando el transfer nos pasó a buscar de madrugada por el Hotel Iberostar Quetzal en Playa del Carmen.

Desde el Aeropuerto de Cancún, volamos hasta Miami en un flamante Boeing 737 de American Airlines.

Al llegar tuvimos que hacer Migraciones, retirar el equipaje y caminar hasta llegar al Miami mover (el trencito sin conductor) que te lleva directamente al edificio donde están las agencias rentadoras de vehículos.

1

Presentamos el voucher que habíamos comprado en Dollar con Despegar y firmamos el contrato de rigor.

Al tener todo incluido, denegamos casi todo lo que nos ofrecieron, agregando solamente el SunPass, el sistema de peajes que hay en Miami.

En la playa de estacionamiento nos indicaron “desde donde hasta donde” podíamos elegir el vehículo. La gloria !

2

Había muy buena cantidad y variedad de Minivan y estaban disponibles la Toyota Sienna, la Dodge Gran Caravan y la Chrysler Town & Country.

Una de las cosas que hago en ese momento es chequear las millas y quedarme con la más nuevita 😉

3

En el estacionamiento del Springhill Suites de Universal Boulevard en Orlando.

4

Vista desde atrás.

5

En el baúl pueden entrar entre 3/4 valijas grandes y 2/3 carry on, sin tapar la visión del conductor.

6

Yendo al interior, el puesto del conductor.

8

Una gran ventaja comparada con la Caravan, el control de temperatura tipo climatronic. Otra diferencia, la cámara que tiene en la parte de atrás y que enciende el monitor del GPS al poner la reversa.

Vista desde el asiento del acompañante.

7

Vista desde la tercera fila de asientos. El asiento de la segunda fila a la derecha, estaba guardado en el piso 🙂

10

En la segunda fila, en el marco de la puerta que abre lateral, enchufes para electrónicos !

11

En el techo, el control de temperatura del habitáculo y una pantalla de DVD rebatible.

12

Y como no podía ser de otra manera, el detalle Avgeek de la Minivan.

De noche, cuando se encienden las luces del interior, parece un Dreamliner !!!

13

14

Como resumen, la Chrysler Town & Country me encantó y me pareció muy superior a la Dodge Gran Caravan.

Sin duda que al momento de alquilar una Minivan, la volvería a elegir…

 Hasta la próxima !!

Share This